Opinión

Pymes: 5 consejos para enfrentar marzo

El Heraldo Austral

Los últimos meses no han sido fáciles para las Pymes. Finalizaron un complejo 2019 –con los efectos de las paralizaciones y desmanes por el estallido social- que no las dejó en el mejor pie para empezar este año, lo que se suma a los tradicionales trámites de este periodo como el pago de patentes, permisos de circulación y declaración de impuestos.

 En ese escenario, muchas están preguntándose ¿cómo hacerlo más llevadero y productivo? ¿Qué pasos seguir? RedCapital, firma que facilita el financiamiento a pequeñas y medianas empresas a través de crowdfunding, destaca cinco consejos que podrían facilitar los procesos y ayudarlas a superar las dificultades que se presentan a partir de estas semanas.

 


  1. Priorizar tareas. Marzo siempre se caracteriza por ser un mes de mucho trabajo, periodo en el cual además aumenta el consumo, por lo tanto, es importante volver a revisar los inventarios y los detalles de la declaración de impuestos a realizarse en abril.

 

  1. Planificar metas por período: Pensar en los objetivos diferenciados por semestre o trimestre es muy útil para las pymes que han visto bajas en sus ventas debido a la época estival. Es hora de poner sobre la mesa las lecciones del año pasado y en marcha un plan adecuado a la realidad y necesidad de cada negocio.

 

  1. Potenciar talento del personal: Dado que el escenario no ha sido fácil, es importante que la cabeza de la Pyme se acerque a sus trabajadores con la intención de detectar las capacidades de cada colaborador y potenciar sus habilidades. Además, que un trato cercano y de confianza generalmente se traduce en mejor producción. Se recomienda que estos encuentros sean seguidos de tal manera de monitorear las labores y replantearse las metas de acuerdo con los avances particulares.

 

  1. Anticiparse a problemas de liquidez y producción: Algunas pequeñas y medianas empresas no sólo atraviesan estas semanas complicaciones por el no pago de sus servicios o lo acordado por sus proveedores –problemas comunes tras el verano-, sino que también se enfrentan a mayores gastos y obligaciones. Por ello es necesario que actúen de forma preventiva y se preocupen de contar con un "colchón monetario" para no quedar atrás en ese contexto durante la primera mitad del año y poder seguir funcionando.

 

5. Prepararse para imprevistos: También hay que pensar en el escenario de imprevistos y tener un plan de acción en caso de desmanes y problemas de transporte. Contar con protocolos permite a las Pymes seguir funcionando.