Regional

SAG libera a un monito del monte

El Heraldo Austral El Heraldo Austral El Heraldo Austral

Hasta la localidad costera de Bahía Mansa, en la comuna de San Juan de la Costa, provincia de Osorno, concurrió personal del SAG tras recibir un llamado telefónico que alertaba sobre la presencia de un monito del monte, pequeño mamífero marsupial endémico de los bosques templados y fríos del sur de Chile.

La presencia del animal silvestre fue informada por Ángelo Santander Diaz, residente en dicha localidad, quien relata que en horas de la noche se encontraba realizando labores en la Escuela de Bahía Mansa cuando vio pasar algo que a primera vista le pareció un ratón.

Al acercarse, se dio cuenta que en realidad se trataba de un monito del monte, lo atrapó y lo resguardó en su domicilio, para posteriormente llamar al SAG.

Según informó el Director Regional del SAG, Eduardo Monreal, tras efectuarse una exhaustiva revisión del animal, y verificar que éste se encontraba en buenas condiciones, se procedió a liberar al pequeño marsupial, en una zona boscosa.

 

Características de la especie

Estudios genéticos y moleculares muestran que esta especie mantiene los caracteres más primitivos de su grupo, por lo que ha sido considerado como un fósil viviente, representante de los primeros marsupiales que poblaron Sudamérica.

El Monito del Monte es endémico de los bosques templados húmedos chilenos, donde encuentra un sotobosque denso especialmente rico en especies como la caña de coligue o la quila, arrayán y otras especies arbustivas como el michay, que son su hábitat preferido.

Acostumbra a vivir en nidos circulares u ovoides de un diámetro de 15 a 20 cm, que construye entre las ramas de los arbustos y a unos 2 metros de altura. Cuando tiene la oportunidad, también ocupa huecos en troncos de árboles caídos

Es un animal de hábitos nocturnos, razón por la cual tiene los sentidos muy desarrollados. Se mueve con mucha agilidad y rapidez por el bosque. En su aspecto físico, destaca especialmente su visión, pues posee ojos negros y redondos muy grandes. Además, su cola que es larga y la utiliza para moverse por ramas y bosques.

Es una especie que se reproduce en primavera, en promedio la gestación es de 3 a 4 semanas, paren entre 3 y 5 crías, las que primeramente se colocan en el marsupio y se adhieren a las mamas, cuando están más desarrolladas ya se ubican en el nido.

Tiene muy buen oído y posee órganos auditivos bien desarrollados, sus orejas son pequeñas y cubiertas de pelo, las que pueden plegar y orientar hacia las fuentes de ruido.

Se alimenta especialmente de insectos, aunque durante el otoño también come frutos silvestres para acumular reservas en su cola, y así poder dormir todo el invierno, cuando escasea el alimento.

Su pequeño tamaño le permite llegar hasta los extremos de las ramas, siendo asimismo capaz de introducirse en estrechas rendijas.

Sus principales depredadores son el zorro chilla y las aves rapaces. Su estado de conservación está en peligro de extinción y se estima que su población ha disminuido en un 20 por ciento los últimos 10 años, debido a la destrucción de su hábitat y a la depredación de fauna doméstica como los gatos.