Regional

Más de 2 millones 800 mil hectáreas de superficie de bosque nativo tiene la región de Los Lagos

El Heraldo Austral

En el marco de la celebración del Día Mundial del Árbol, CONAF destacó la gran superficie de bosque nativo con que cuenta la región.

La región de Los Lagos tiene una superficie total de 4.840.805 hectáreas. De este total 2.825.115 hectáreas corresponden a bosque nativo, es decir, el 58% de nuestra región está cubierta de bosque, según el Catastro de los Recursos Vegetacionales Nativos de Chile de la Corporación Nacional Forestal (CONAF).

Los tipos forestales con mayor participación en el bosque nativo, son el siempreverde con 650 mil hectáreas (23%), coihue-raulí-tepa con 291 mil hectáreas (10%), lenga con 199 mil hectáreas (7%) y alerce con 159 mil hectáreas (5,6%).

De la superficie total de bosques presentes en la región 1.484.582 hectáreas se encuentran protegidos, formando parte de parques nacionales, reservas nacionales y monumentos naturales, lo que asegura su conservación y preservación para las futuras generaciones.

De esta importante cifra y cobertura de bosque nativo se refirió Jorge Aichele, director regional de CONAF Los Lagos, señalando que “el patrimonio forestal de la región de Los Lagos es sumamente valioso por la gran superficie que abarca y también por la gran variedad de las especies que lo conforman, destacando algunas emblemáticas como el alerce, entre otras. En este día en que celebramos a los árboles, debemos sentirnos orgullosos de nuestros bosques, que forman ecosistemas únicos en cuanto a su biodiversidad y belleza, dando el sello característico a nuestros paisajes y que sin duda han ayudado a forjar el carácter y la cultura de su gente.”

 

DÍA DEL ÁRBOL

Estas cifras fueron dadas a conocer por CONAF en el marco de la celebración del “Día Mundial del árbol”, que cada año se celebra el 28 de junio (no realizando ahora acto en terreno, debido a la Pandemia del Coronavirus). En este aspecto, el Programa de Arborización que ejecuta CONAF “Un Chileno, Un Árbol”, fomenta el arbolado urbano, que busca mejorar la calidad de vida mediante la plantación en sectores urbanos, la creación de parques urbanos e infraestructura verde para el desarrollo de ciudades sostenibles, considerando el uso de plantas con valor patrimonial y cultural, contribuyendo a la difusión de los beneficios que proporcionan a la sociedad para mejorar la calidad de vida de la población.

Cabe enfatizar, que durante el periodo 2010–2020, a través de este programa, se han entregado una gran cantidad de árboles, principalmente nativos, para distintos proyectos tanto urbanos como periurbanos. En el ámbito urbano, destaca la creación y mejoramiento de diversos espacios de encuentro y esparcimiento de la comunidad, tales como parques urbanos, plazas, calles, avenidas, entre muchos otros.