Regional

Cerca de 4500 mujeres de la región de Los Lagos han sido beneficiadas con el Subsidio al Empleo

El Heraldo Austral

A tres meses de la puesta en marcha del Subsidio al Empleo se han recuperado 366 mil puestos laborales y cerca de 10 mil (9886) en Los Lagos. De esta cifra regional, el 45% corresponde a mujeres, lo que es sobre el promedio nacional que alcanza un 39%. Autoridades valoraron que esta herramienta gubernamental ejecutada por Sence, este vitalizando la inserción laboral femenina en el país y la región.  

Al respecto, el director regional de Sence Sergio Haeger manifestó que “gracias al Subsidio al Empleo en la Región de Los Lagos 2293 empresas han podido contratar cerca de 10 mil trabajadores, de los cuales cerca de 4500 (4427) son mujeres que han logrado integrarse al mundo laboral. Esta herramienta, en su línea Contrata, permite que el aporte en el caso de las mujeres, los jóvenes y personas con discapacidad, suba al 60% de la remuneración bruta, con un tope de $270 mil, lo que significa un significativo incremento del sueldo para este importante segmento de la población”.

Asimismo, el Seremi del Trabajo y Previsión Social, Fernando Gebhard manifestó que “con el Subsidio al Empleo se han podido contratar a mujeres, muchas de ellas jefas de hogar que necesitan contar con un trabajo estable y formal. Miles de mujeres han visto su fuente laboral afectada en la región de Los Lagos producto de la pandemia y queremos que tengan trabajo para ayudar a sus familias”.

Además, agregó que "es clave que nos sigamos cuidando, en eso consiste el Paso a Paso Laboral, en lograr conciliar, compatibilizar, el necesario retorno a nuestras actividades laborales con el debido resguardo a la vida, seguridad y salud de los trabajadores. Y en este marco del subsidio al empleo, el tomar todas las precauciones posibles es fundamental”.

El Subsidio al Empleo tiene dos líneas principales: Regresa y Contrata. La primera de ellas está enfocada en incentivar la reincorporación de los trabajadores cuyos contratos fueron suspendidos bajo la Ley de Protección del Empleo. La segunda línea busca impulsar la contratación de trabajadores, financiando el 50% de la remuneración bruta imponible, en el caso de las mujeres hasta el 60%.