Regional

47 reservas de hora para cambio de sexo marcan la entrada en vigencia Ley de Identidad de Género en la región de Los Lagos

El Heraldo Austral El Heraldo Austral

Ayer viernes 27 de diciembre comenzó el funcionamiento de la Ley de Identidad de Género, que permitirá que toda persona cuya identidad de género no coincida con su sexo y nombre registral, solicitar la rectificación de éstos en oficinas del Registro Civil habilitadas para este trámite.


El pasado 16 de diciembre, el Registro Civil abrió su agenda para la reserva de hora para el cambio de sexo registral, contabilizándose un total de 47 reservas para audiencias que fueron programadas en la región este viernes 27 de diciembre.

Entre los requisitos que se piden está contar con la mayoría de edad, no tener vínculo matrimonial vigente, y si la persona es extranjera, debe tener inscrito su nacimiento en Chile, así como acreditar permanencia definitiva.

El trámite es sencillo y sin costo. El único importe que se paga es el de los nuevos documentos, es decir cédula de identidad y pasaporte. La persona interesada debe acudir con su cédula de identidad a cualquiera de las 36 oficinas habilitadas que se encuentran en la región, y solicitar una reserva de hora para una audiencia especial.


En la audiencia la persona deberá presentarse junto a dos testigos, además en esta instancia se realizará la nueva captura para la cédula de identidad. En 45 días hábiles que se cuentan desde la fecha de la solicitud, se realiza la rectificación de sexo y nombre, tras lo cual se pueden retirar los nuevos documentos. "Las personas que accedan al cambio de sexo registral, seguirán manteniendo el mismo RUN, además tampoco afecta la titularidad de los derechos y obligaciones patrimoniales, ni de aquellos provenientes al derecho de familia", explicó la directora regional, Cynthia Oyarzo Vera.

Sobre la aplicación de la Ley de Identidad de Género, el Seremi de Justicia y DD.HH., Alex Meeder Thiers, dijo que "esta es una normativa que dará un espacio a todas aquellas personas que nacieron con un sexo pero que se autoperciben con un género distinto. Hoy tienen la oportunidad para modificar el nombre y el sexo con el cual figuran en el registro de nacimiento. Es una oportunidad para sentirse más integrados a la sociedad chilena y con el derecho para que en términos públicos y privados sean respetados en ese sentimiento, en ese fuero interno".