• 24 de Mayo

Sugeridos:


No es ningún secreto que las redes sociales se han convertido en una parte esencial en nuestro día a día. Sin embargo: ¿somos conscientes de cómo estas afectan nuestras opiniones, sentimientos y decisiones?

Hemos comprobado, una y otra vez, que las RRSS influyen enormemente en todo este espectro. "Tik Tok made me buy it", el crecimiento del estilo de vida wellness e incluso la contratendencia de dejar de usarlas. Todas creadas en diversas plataformas.

El último ejemplo de este fenómeno es el Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar. El evento existe desde 1960, pero este año anunció que la famosa “Orquesta Festival” sería reemplazada por música envasada.

La “Orquesta del pendrive”, comenzaron a reclamar connotados músicos chilenos y la Sociedad Chilena de Autores e Intérpretes Musicales (SCD). Luego de décadas de actuación ininterrumpida, los cerca de 30 músicos que interpretaban las tradicionales cortinas musicales y respaldan a los participantes de las competencias internacional y folclórica, serían retirados de la Quinta Vergara.

Creyendo que ya todo se había derrumbado en cuanto a este icónico elemento festivalero, la audiencia digital no esperó para demostrar su descontento. Y no sólo asistentes y televidentes criticaron duramente la decisión, sino que la opinión de grandes figuras de la música chilena se viralizó. Valentin Trujillo, Roberto Bravo, el exdirector de la orquesta, Horacio Saavedra, y hasta la alcaldesa de Viña del Mar, Macarena Ripamonti, fueron parte del coro.

La presión fue tan grande, que la organización del evento, a los días de anunciar esta polémica medida, tuvo que retractarse y reincorporar al elenco en vivo.

Esto demuestra cómo las marcas deben movilizarse con rapidez ante las diversas opiniones de las redes, sobre todo si estas son negativas, afectando su reputación y el vínculo de la comunidad con ésta.

Lograr transformar una controversial funa en comentarios positivos es un acierto y un ejemplo de que escuchar a nuestras comunidades, ejecutando acciones coherentes con nuestros valores, rápidamente puede salvar a nuestras marcas de ser “enterradas”.