Opinión

[OPINIÓN] Visibilizando la Educación Vespertina

El Heraldo Austral

Hoy más que nunca las empresas exigen perfiles capaces de enfrentarse a las demandas del entorno laboral actual. Y por eso cuando muchos terminan sus jornadas laborales para retornar a sus hogares, existe un sector de jóvenes, adultos, padres y madres de familia, que deciden y optan por horarios vespertinos para ingresar por primera vez a la educación superior, muchos de ellos son la primera generación de sus familias en recibir un título.

Según las estadísticas, en el año 2008 poco más de la mitad de la población mayor de veinticinco años había egresado de la educación secundaria (MINEDUC). Existía un gran volumen de población adulta que no completó la educación secundaria cuando no era obligatoria.

El Ministerio de Educación presentó informe de matrícula 2021, el cual registró un aumento de la matrícula de primer año de 3,7%, con respecto al año anterior, número que se eleva a 4,6% al observar la matrícula total del sistema. Actualmente se cuentan 1.204.414 estudiantes en educación superior, la cifra más alta de que se tiene registro.

Entonces surgieron las carreras vespertinas, las cuales se imparten en horario nocturno, con el propósito de ofrecer a los estudiantes mayor eficiencia en el uso del tiempo. Es decir, están diseñadas para mejorar la administración de tus cargas académicas, sin ocasionar un impacto negativo en sus actividades regulares.

Estas carreras están orientadas al segmento trabajador, ya que el estudiar en jornada vespertina nos permite compatibilizar la vida familiar, laboral y social. Esta modalidad, además, combina el sistema de aprendizaje tradicional (presencial) con el online, para aprovechar las ventajas del flex clas (aula virtual). El perfil del estudiante vespertino es muy distinto al del alumno de pregrado convencional, especialmente porque ha obtenido conocimiento en su vida laboral que le permite desarrollar su vocación y tener una mejor visión.

La gran mayoría de los estudiantes de la jornada vespertina tiene la ventaja de aprender con base en su experiencia. Generalmente, estas personas estudian una carrera que se relaciona con su oficio. Por esta razón, pueden vincular el aprendizaje con sus experiencias propias y retener mejor el conocimiento. Asimismo, pueden mejorar o perfeccionar las tareas que desempeñan en el mundo laboral actual.

En la actualidad, las Instituciones Santo Tomás de Osorno, por ejemplo, entregan una variada oferta de carreras vespertinas, con un atractivo campo laboral, comprometido con la formación de los estudiantes, preparándolos para un mercado competitivo, con un perfil de egreso declarado, que se ocupa de las competencias disciplinares y genéricas, estas últimas tan valoradas por el mercado laboral.

A medida que vamos transitando y recorriendo los caminos de la vida es necesario ir perfeccionándonos o capacitándonos continuamente. Además, nos encontramos viviendo en un entorno muy competitivo donde las empresas buscan candidatos calificados. Debemos tener la posibilidad de instruirnos y mejorar las posibilidades de acceder a nuevas oportunidades de empleo adquiriendo más habilidades, competencias y recursos. No cabe duda de que una mayor preparación conlleva directamente a mejores opciones laborales y de sueldos.

Por Sonia Ortega Huanquil

Jefa de carrera Técnico en Administración

CFT Santo Tomás Osorno