Opinión

OPINIÓN: Un gran triunfo ciudadano

El Heraldo Austral

Aunque ya han pasado varias semanas desde que ocurrió, hay un hecho que merece ser traído de vuelta al primer plano noticioso ya que nunca es tarde para celebrar un triunfo. Me refiero al retiro del proyecto de la empresa DHU Arquitectos Asociados para construir un estacionamiento subterráneo en pleno centro de Puerto Varas, proyecto que contravenía la lógica urbana local y que además tenía en contra la opinión de múltiples personas individuales y organizaciones representativas de la sociedad civil. El retiro del proyecto debe ser realzado y celebrado como lo que es: ¡Un gran triunfo ciudadano!

Efectivamente, no debemos dejar pasar, como algo normal o intrascendente el hecho de que se haya retirado esta mala solución, porque representa un gran triunfo de la ciudadanía organizada. La sociedad civil de Puerto Varas se articuló y participó activamente y en forma democrática para frenar este proyecto aberrante que hipotecaba el centro de la ciudad por 20 o 30 años. Y frente a la comunidad organizada, los poderes fácticos retrocedieron.

Este hecho debe ser recordado, difundido, celebrado y meditado adecuadamente porque nos muestra con claridad que si los ciudadanos de Puerto Varas no unimos podemos defendernos de los grupos organizados y poderosos que se mueven al amparo del secretismo y de un entramado legal laxo.

Juntas de Vecinos, la Cámara de Comercio, el COSOC y simples ciudadanas y ciudadanos de a pie hicieron ver lo extraviado de un proyecto técnicamente débil, sin estudios de suelo ni de aguas subterráneas, que se fraguó a espaldas de la comunidad, con total falta de transparencia y sin participación ciudadana. Se presentó un solo proyecto, por una sola empresa; un acta del Concejo fue alterada y, haciendo uso de una artimaña muy conocida y empleada por los lobistas, se disfrazó de participación ciudadana una simple reunión informativa efectuada hace más de un año atrás.

El proyecto nunca fue consultado con los ciudadanos, generaba daños a los comerciantes del centro de la ciudad, no solucionaba el problema de congestión ni evitaba el ingreso de vehículos al centro de la ciudad, así como tampoco mejoraba los graves problemas viales de Puerto varas debido a la baja inversión.

Los ciudadanos de Puerto Varas no estamos en contra del progreso ni de que se construyan estacionamientos ni otras obras. Pero estamos a favor de que a través de procesos honestos y verdaderamente participativos surjan buenos proyectos que nos beneficien a todos, no solo al grupo gestor. Lo que esperamos de los representantes elegidos es que trabajen verdaderamente con la comunidad en lugar de aparentar participación.

No se puede dejar de insistir en la necesidad de tomar como una enseñanza que la presión de la comunidad organizada en contra de un mal proyecto fue efectiva. Esta lección debe ser tomada como ejemplo para varias otras situaciones que afectan a nuestra comunidad actualmente y, en el futuro cercano tales como la invasión de edificios, el Plan Regulador Comunal, la Ruta Metropolitana, la privatización del borde costero, etc.  Si todos los ciudadanos nos organizamos y hacemos un uso estratégico de las herramientas disponibles en esta “democracia de baja intensidad” en que vivimos, seremos capaces de volver a derrotar a esas minorías organizadas que solo se benefician a ellos mismos.  Si lo hacemos podremos volver a celebrar muchos otros triunfos ciudadanos.

 

Andrés González Valenzuela.

Coordinador Territorial

Revolución Democrática Puerto Varas