Opinión

[OPINIÓN] "Notable abandono de deberes" Por Pablo Hübner

El Heraldo Austral

La demanda que 5 de los 6 concejales de Puerto Varas interpusieron contra el actual alcalde ante el Tribunal Electoral Regional de Puerto Montt por notable abandono de deberes, es tal vez el hito más determinante de la historia de este gobierno municipal. En agosto del año 2019 los demandantes estimaron que esta acción judicial era el único camino posible en su responsabilidad como fiscalizadores y representantes de los vecinos. Desde entonces el proceso judicial ha ido avanzando y se acerca el veredicto.  

¿Quién fue el líder de esta acción judicial? ¿Quién coordinó a los concejales para que participen de esta acción judicial? ¿En qué minuto del proceso deciden los distintos concejales sumarse a esta acción judicial? ¿Quién le paga al abogado que representa a los concejales demandantes? ¿Por qué los concejales deciden contratar un abogado de Santiago, militante activo de un partido político muy cercano a uno de los principales críticos y competidores electorales del actual alcalde? ¿Por qué no un abogado de Puerto Varas? ¿Esta es una acción judicial o una acción política? ¿Las dos cosas? ¿Era el único camino posible? ¿Por qué la concejala Rosa Benavides decide no ser parte de esta acción judicial?

La acusación contra el alcalde por notable abandono de deberes tiene por meta intentar demostrar el profundo abandono y ese abandono tiene que ser realmente notable. Para lograrlo la demanda relata la trama de ocho puntos específicos. La justicia dirá si estamos ante errores administrativos o derechamente, el intento deliberado de aprovechamiento individual o sectorial del alcalde en perjuicio de todos los vecinos.

Mientras se resuelve, proceso que toma su tiempo, los concejales han condicionado su relación con el alcalde a la suerte del juicio. Desde que se presenta la demanda se afecta el clima de trabajo, que nunca fue muy bueno y la tensión se hace evidente en cada sesión. La judialización de la política municipal ha precarizado los acuerdos y ha enfatizado un ambiente individualista que empobrece la capacidad de conseguir resultados consistentes con fuerza conjunta. Las buenas intenciones para enfrentar problemas serios, como el manejo de la pandemia, tanto en el ámbito de salud como de ayuda social, contrasta con la fractura que hay entre los concejales demandantes y el alcalde demandado. Coincide con que los demandantes y el demandado son, en su mayoría, además candidatos a distintos cargos a disputar en la próxima elección municipal de abril 2021.

El precario trabajo en equipo entre concejales y el alcalde es grave y en el manejo de la pandemia se ha hecho evidente, tanto es así que algunos concejales han emprendido, como verdaderos llaneros solitarios, campañas de solidaridad sin trazabilidad, ni medición de impacto y sin ni una coordinación con el cuerpo municipal del que son parte. Tampoco cuentan con apoyo formal del gobierno. La ayuda más parece una campaña política que aprovecha la necesidad de vecinos, mientras ayuda a los vecinos. ¿Por qué no existe la debida coordinación? ¿Por qué no se ponen de acuerdo? ¿No sería eso más conveniente para los resultados que se buscan? ¿Por qué se abandona esta responsabilidad?

La demanda de los 5 concejales ha sido defendida como un deber con el cargo. Una manera de decir, no nos quedaba otra. Pero, la concejala Rosa Benavides no quiso ser parte de esto. Nadie podría decir que por eso ella está faltando a su trabajo, de hecho, nadie lo ha dicho, ni siquiera los demandantes. ¿Era la demanda por notable abandono de deberes el mejor camino para ejercer la fiscalización que les corresponde a los concejales? ¿No quedaba otra?

Si los 5 concejales demandantes, con su acción judicial ante el Tribunal Electoral Regional por notable abandono de deberes contra el alcalde, no consiguen en el veredicto remover al alcalde, o cuando menos, suspenderlo de su cargo, todo el esfuerzo judicial habrá sido una interpretación de los hechos muy costosa para los vecinos de Puerto Varas. Pase lo que pase con el veredicto, el juicio por notable abandono de deberes será determinante para las elecciones municipales de abril del 2021, tal como lo ha sido para el gobierno municipal electo para el periodo 2016-2020/21.

 

Por: Pablo Hübner