Opinión

[OPINIÓN] La nueva relación entre empresa y colaboradores

El Heraldo Austral

Los últimos años nos han enseñado mucho. Como industria, nos vimos obligados a adoptar en tiempo récord nuevas formas de trabajar, de cuidar a las personas, de generar ambientes de trabajo seguros. Estos cambios tienen consecuencias permanentes: hoy tenemos una fuerza laboral con otras prioridades y necesidades.

En paralelo, los grandes temas siguen presentes. Chile sigue siendo el segundo país menos productivo de la OCDE, y contamos además con una regulación laboral que nos ubica entre los que tienen menor flexibilidad en el empleo. Para el 2023, ya podemos vislumbrar los principales temas que se tomarán la agenda: la reducción de la jornada laboral a 40 horas semanales, la negociación colectiva multinivel, la participación de los y las trabajadoras en los directorios de grandes empresas, regulación de la subcontratación y las normas de término de la relación laboral se presentan como los principales desafíos a abordar el próximo año. 

Como parte de la Red de Recursos Humanos, en conjunto a otros actores claves del país en la materia, en Rankmi fuimos parte de un encuentro en donde tuvimos la oportunidad de analizar este nuevo perfil. El diagnóstico es compartido, las organizaciones deben tener la capacidad de respuesta ante este nuevo escenario y no sólo reaccionar, sino que prepararse, medirse, y desafiarse a cambiar antes que el cambio sea inevitable.

Muchas organizaciones ya han puesto en marcha estos cambios, y están invirtiendo en bienestar para lograr una fuerza de trabajo más saludable y feliz, alcanzando un mayor compromiso y productividad. Esto reafirma nuestro compromiso, las empresas deben ser actores activos en lo que respecta a su relación con los colaboradores y no reaccionar tardíamente. 

Por Felipe Cuadra, Co Fundador Rankmi Chile