Opinión

Mecánica Simple

El Heraldo Austral

Frenos ABS

El sistema de frenos anti-traba (ABS por sus siglas en inglés) propociona mayor seguridad al frenar sobre una superficie resbaladiza o en circunstancias donde el conductor ha perdido el control del vehículo. El ABS evita que las ruedas se traben (dejan de girar) permitiéndoles mantener un contacto activo con el camino. Al aplicar los frenos con ABS, el vehículo se detiene en menos distancia y responde mejor a los cambios de dirección.

 Los cuatro componente principales del ABS son:

 1) Los sensores de velocidad de giro, uno en cada rueda. Detectan cuando la rueda está a punto de trabarse.

 2) Las válvulas, una en la línea de cada freno. Algunas son de tres posiciones: Abierta, la presión del líquido de frenos llega al freno. Bloqueada, aísla ese freno de la bomba. Intermedia, deja pasar una parte de la presión.

 3) La bomba, recupera la presión que las válvulas quitan, en preparación para la próxima instrucción.

 4) El controlador, computador que recibe las señales de los sensores y controla las válvulas.

 ¿Cómo funciona? El controlador permanentemente busca desaceleraciones en las ruedas, como las que ocurren previo a trabarse. Si no se previene, una rueda podría trabarse en menos de un segundo, en circunstancias que detener un vehículo desde los 100 Km/h toma unos 5 segundos. El controlador reduce la presión al freno de esa rueda hasta que detecte una aceleración. Luego aumenta la presión para lograr una desaceleración pareja con la del vehículo.

 Sistemas ABS modernos agregan un repartidor de frenado delantero y trasero, un sensor de la posición del volante y un sensor giroscópico para detectar si el vehículo se mueve en la dirección que pide el volante.

 Al frenar bruscamente un auto con frenos ABS, sentirá pulsos en el pedal del freno provenientes del rápido abrir y cerrar de las válvulas, hasta 16 veces por segundo.

 Si su vehículo tiene frenos ABS, es mejor no bombear los frenos, sino dejar que el sistema actúe sin interferencias. Tenga presente que en un camino de gravilla suelta, la distancia de frenado con ABS es mayor, pero tendrá mejor control sobre la dirección.