Local

¿Por qué hay tanto carro de Supermercado abandonado en las calles de Puerto Varas?

El Heraldo Austral El Heraldo Austral

Desde hace un año, aproximadamente, que empezaron a aparecer carros de supermercados abandonados en diferentes puntos de la ciudad de Puerto Varas, especialmente, en el centro de la ciudad y comenzamos a notar también que cada vez hay menos carros a la entrada de los supermercados, sobre todo en los locales del centro.

Empezamos a indagar con nuestros amigos en los diferentes supermercados de la ciudad y nos contaron que desde que comenzó la pandemia, y como tuvieron que dejar de trabajar con empaquetadores que acompañaban a la gente con sus compras hasta los paraderos de buses o hasta los restaurantes y se devolvían con los carros, ahora los clientes se van solos con sus bultos en los carros, los que quedan tirados en las calles.

Además, como ya no se entregan bolsas de plástico gratis y la gente se olvida de llevar las bolsas recicladas que tiene en la casa y, como ya tienen muchas bolsas compradas y no quieren comprar más, entonces echan todas sus compras en los carros y se van con carro y todo para la casa y ahí quedan tirados.

Otros, bajan con las compras dentro de los carros al estacionamiento del supermercado y suben sus compras y el carro al auto y se van.

En algunos supermercados están buscando jóvenes para que se dediquen a recuperar los carros recorriendo las calles de la ciudad, los llaman “carreros”, pero nos señalan que les ha costado encontrar interesados en la pega y que los que llegan, duran dos días y se van.

Entonces, la pérdida y el robo de carros ha provocado que haya muy pocos a disposición de los clientes y haya muchos en las calles abandonados, convirtiéndose en una nueva forma de “basura” que afea las calles de la ciudad.

Se pensaba que los supermercados habían encontrado un nuevo negocio con la venta de las bolsas recicladas, pero la verdad es que ha detonado en la pérdida y robo de carros que implican millones de pesos para cada sala (cada carro cuesta cerca de $80 mil) y ha nacido una nueva forma de “basura vial”.