Deportes

Gran fiesta náutica en el lago Llanquihue el pasado fin de semana

El Heraldo Austral El Heraldo Austral

Más de 40 embarcaciones y 110 deportistas se lanzaron al agua para competir en la 5° Regata Non Stop Lago Llanquihue, Copa Andrés Waeger Biava

Masiva fue la participación de veleristas el pasado fin de semana en las aguas del Lago Llanquihue, quienes antes de la largada recorrieron la bahía de Puerto Varas, regalando una hermosa postal a la comunidad que se reunió para ver el espectáculo; destacando dentro del grupo dos canoas de grandes dimensiones  -con seis remeros cada una-,  las que por primera vez llegaban al Lago y se unían al desafío.

La regata largó a las 9:30 con una suave brisa del Norte y llovizna intensa, la que desde ya ponía a prueba la resistencia de los deportistas; especialmente los más jóvenes, cuyas pequeñas embarcaciones no tienen mayor protección ni abrigo.

Este último grupo, compuesto por 18 veleros monotipos, tipo Laser y Optimist, tripulados por jóvenes timoneles de entre 11 y 16 años, debía llegar hasta playa Niklitschek, para retornar a Puerto Varas durante la tarde; en este caso, el viento les fue favorable, pudiendo hacerlo con buena velocidad, destacando en los primeros lugares ; Nelson Stevens, Francisco Morandé, Mateo Hurtado, Baltazar Román y Saba Yutronic.

Por su parte, los veleros costeros navegaron hacia Puerto Octay, pasando por las costas de Llanquihue y Frutillar, para luego volver a Puerto Varas con condiciones de viento muy variables, que fueron desde la calma total, hasta moderada intensidad, lo que tomó en algunos casos más de 15 horas de navegación, para cubrir las 44 millas náuticas comprometidas (equivalente a casi 80 kms), llevándose la copa de la categoría el Yate Bucéfalo, capitaneado por Gabriel Jordán.

Finalmente, la participación de las dos Canoas Tahitianas V6, representando al Club Náutico Viento del Sur de Pichilaguna, lograron su inédito desafío. El Equipo femenino remó  hasta Llanquihue, ida y vuelta, mientras el equipo masculino llegó a remo a  Llanquihue y Frutillar, retornando a Puerto Varas después de casi seis horas.

A pesar del duro esfuerzo, las distintas tripulaciones mostraban la alegría de haber logrado las distintas metas cumplidas   “… estamos felices con la regata de este año, fue un gran espectáculo ver tantas velas embelleciendo nuestro lago” comenta Esteban Parada, uno de los organizadores y tripulante del Yate Banzai; y agrega, “un reconocimiento especial a la Armada, que reforzó la seguridad de la competencia, lo que hace que haya cada vez más interés por participar”.   Por su parte, Daniel Woywood, Capitán de ese mismo Barco, destaca “…en mi caso, junto con otras embarcaciones navegamos desde Frutillar para poder participar; así tambien vinieron desde Puerto Octay y Valdivia; es sacrificado, pero nos vamos felices”.