• 21 de Febrero

Sugeridos:

Carnaval del Sur: “Licarayén” fue entregada a la comunidad y construida con la colaboración voluntaria del escultor Jaime López

Mucha sorpresa causó en la comunidad los dichos del artista Jaime López quien construyó la escultura Licarayén que está en La Puntilla, como parte de la primera vers...

Mucha sorpresa causó en la comunidad los dichos del artista Jaime López quien construyó la escultura Licarayén que está en La Puntilla, como parte de la primera versión del Carnaval del Sur del 2014, y quien señaló que dicha figura estaba en calidad de préstamo, y que la iba a retirar el próximo mes de noviembre del lugar, a menos que la municipalidad la compre por un monto de $30 millones (nota publicada en El Heraldo Austral el pasado 10 de octubre), ya que tenía un comprador para esa obra.


Es así, como a través de un comunicado, la Fundación Carnaval del Sur respondió los dichos de López señalando:

“En relación con la noticia difundida en medios de comunicación de la Provincia, respecto de la escultura Licarayén y su posible retiro de la costanera del Lago Llanquihue en Puerto Varas por el escultor Jaime López, y donde se individualiza a Carnaval del Sur, nos parece necesario precisar lo siguiente:

Licarayén es el resultado de una iniciativa de Agrupación Cultural Carnaval del Sur y Fundación Carnaval del Sur en su primera versión del evento Carnaval del Sur 2014, donde tuvo como tema central la mitología del sur, donde se invitó al artista veneciano Stefano Perocco para construir una falla (escultura en cartapesta tradicionalmente reconocida en los carnavales europeos) donde el personaje escogido fue la fiura, personaje mitológico chileno que representa lo malo del pueblo.

Stefano Perocco construyó la fiura con todo lo necesario, lo que fue cubierto por Carnaval del Sur, con el apoyo de artistas que voluntariamente apoyaron para dar vida a la falla. La obra se pensó originalmente para ser quemada en el mismo Lago Llanquihue y con ello simbolizar la destrucción de lo negativo del pueblo, dando paso a lo bueno en la comunidad. Sin embargo, luego de tener la fiura lista, se pensó en conjunto con el equipo del taller municipal de Puerto Varas que intervino en el proceso, que quemarla en el Lago implicaba contaminar, por eso se determinó hacer esta actividad sobre un soporte en la ribera del lugar.

Dado que la mitología era el tema central de tal versión, surgió la idea de que el soporte señalado fuese una imagen de Licarayén, y que una vez que la fiura fuese quemada quedara a la vista esta última como símbolo representativo de la historia de la Cuenca del Lago. Acordado lo anterior, el señor Jaime López trabajó codo a codo con el equipo del taller municipal de Puerto Varas y construyeron juntos la base para la fiura con la forma de Licarayén. El material utilizado para esto correspondió a desechos del mismo taller municipal que éste había reciclado del gimnasio municipal, utilizándose como insumos para el soporte.

Carnaval del Sur no suscribió contrato o convenio alguno con el señor López por esta labor porque siempre se trató de una colaboración voluntaria para la construcción de la falla, la calidad de “préstamo” de la obra o escultura no existió. Fundación Carnaval del Sur cubrió los gastos de traslado, alimentación y estadía del señor López para concretar su compromiso voluntario, al igual que el de otros artistas que se sumaron a Carnaval del Sur en su primera versión.

Lamentamos que el señor López haga comentarios inexactos sobre la creación de Licarayén, ya que fue generada en una condición originalmente diversa a la que expone y además, que busque beneficios económicos a estas alturas con sus intervenciones públicas que confunden a la opinión pública y que carecen de toda veracidad.

Licarayén nació como el soporte para la fiura que Carnaval del Sur encomendó al artista veneciano Stefano Perocco; construida por el equipo del taller municipal de Puerto Varas de la época, con apoyo voluntario del señor López, en una iniciativa que lideró Carnaval del Sur.

Reiteramos nuestro pesar por la tergiversación del espíritu y funcionalidad original de Licarayén, que Carnaval del Sur entregó como símbolo de altruismo; siendo ésta el primer legado de nuestro trabajo como Agrupación y Fundación, instrumento de la puesta en valor de nuestra cultura, para el resguardo de nuestra identidad regional, al que se suman acciones como la decoración con mosaico de la Escalera Ricke, que hoy constituye uno más de los atractivos turísticos que Puerto Varas ofrece a los visitantes que llegan a la zona y que buscan “los imperdibles” para llevarse consigo la experiencia de lo que somos”.

En conversación con Carolina Cruz, creadora del Carnaval del Sur, precisó que “Licarayén” es de la comunidad, fue un aporte de Carnaval del Sur a la ciudad así como los mosaicos de la Escalera Ricke. “Lo que reclama Jaime López sería como si las mujeres que hicieron los mosaicos de las escalinatas quisieran retirarlos. Eso no corresponde”, concluyó.