• 21 de Febrero

Sugeridos:

Médicas del Hospital de Los Ángeles visitan red Del Reloncaví para conocer Unidad de Recuperación Funcional

La URF es un equipo multidisciplinario de profesionales, entre los que destacan especialidad de geriatría, neurología, fisiatría, kinesiología, fonoaudiología y terapia ocupacional, quienes en un tr...

  • La URF es un equipo multidisciplinario de profesionales, entre los que destacan especialidad de geriatría, neurología, fisiatría, kinesiología, fonoaudiología y terapia ocupacional, quienes en un trabajo intensivo logran mejorar la funcionalidad de personas que han padecido una enfermedad aguda.

Las Dras. Naomi Palma y Ximena Tiznado, médicas de familia de la Unidad de Geriatría del Complejo Asistencial Dr. Víctor Ríos Ruiz de Los Ángeles, visitaron los hospitales de Puerto Montt, Frutillar y Llanquihue para conocer el trabajo de la Unidad de Recuperación Funcional (URF), iniciativa pionera en Chile, implementada en la red del Servicio de Salud Del Reloncaví.

La URF es un equipo multidisciplinario de profesionales, entre los que destacan especialidad de geriatría, neurología, fisiatría, kinesiología, fonoaudiología y terapia ocupacional, quienes en un trabajo intensivo logran mejorar la funcionalidad de personas que han padecido una enfermedad aguda, y que son derivados desde Hospital Puerto Montt a hospitales de baja complejidad, logrando, de esa manera, que las atenciones de especialidad no se concentren sólo en el único hospital de alta complejidad del Servicio de Salud Del Reloncaví.

Según explicó la dra. Palma, “hemos visto el gran impacto que tiene en la rehabilitación de los pacientes, y además creemos que es una estrategia que no es difícil de implementar. Nuestra red es bastante similar en estructura a la del Reloncaví, así es que ha sido súper provechoso poder venir, ver cómo funcionan, y ojalá en el futuro ir implementando de a poco algo similar”.

Desde su implementación, el año 2022, la Unidad de Recuperación Funcional ha atendido a 153 personas, con una edad promedio de 70 años, logrando la rehabilitación en un promedio de 22,7 días. Los diagnósticos de ingreso son, accidente cerebrovascular (isquémico y hemorrágico), patología aguda médica, y post operado.

Los usuarios, previo al evento agudo que causó su hospitalización, eran funcionalmente independientes. De ellos, al ingreso a las URF tenía un nivel de funcionalidad de 34,4%, logrando llegar al 59,3% al momento de egresar. En cuanto al nivel de dependencia, el 52,3% era total o grave al ingreso, lo que disminuye a un 23,1% al egreso.