Regional

Intendente se reúne con presidentes regionales de partidos políticos para abordar estallido social y agenda corta

El Heraldo Austral

Jürgensen enfatizó que “tenemos que presentarnos con hechos y no solo con discursos, no solo con promesas, porque a los discursos y promesas no se les cree”.

El Intendente de la Región de Los Lagos, Harry Jürgensen, encabezó una reunión de trabajo con los presidentes regionales de los partidos políticos, con el objetivo de abordar en profundidad el estallido social en el país y recibir propuestas para atender de la mejor manera y a la brevedad las demandas en la región.
  Tras el encuentro, el Jefe Regional destacó que “fue una reunión muy respetuosa con altura de miras tratando de resolver el problema que nos aqueja a todo el país y en la región, como corresponde, dentro de la institucionalidad, dentro sistema democrático que nos hemos dado y por supuesto con todo el afán puesto a que esto se resuelva a la brevedad posible. Los partidos políticos le dan mucha importancia a la agenda social, ellos piden que esto sea una agenda corta, de impacto rápido, que no sea solamente de promesas o de caminos de solución, porque la credibilidad de los partidos políticos y de los políticos en general está bastante cuestionada en la sociedad chilena y por lo mismo, tenemos que presentarnos con hechos fundamentalmente y no solo con discursos, no solo con promesas, porque a los discursos y promesas no se les cree mucho”.
  En esa línea, expresó que los partidos políticos “independientemente de donde son están haciendo sus aportes. Yo espero que estas reuniones no solamente las tengamos ahora frente a la contingencia que estamos viviendo, sino generar también instancias futuras de por lo menos reuniones cada dos meses con ellos para que nos escuchemos que es una de las cosas que nos faltan, escucharnos de verdad, no solamente dejarnos hablar sino que entender y darle valor a las opiniones de los que piensan distinto, porque frente a las diferencias de opinión, frente a las diferencias que cada uno puede tener, nace naturalmente una solución”.
  Para el presidente del Partido Liberal, Jorge Kleim, el encuentro “es una muestra de que todos queremos la paz, queremos el diálogo. Creo que es importante reunirnos y conversar  de lo que está sucediendo que es muy grave, hay que escuchar a la ciudadanía lo que se está manifestando y lo que está pidiendo, creo que el Intendente tiene una ardua tarea para lograr cuajar todo lo que se está planteando acá en estas reuniones e informar y llevarlo a la práctica”. Agregó que “es importante que el gobierno se apure con la agenda social que se está solicitando, hay que darle urgencia y lo otro es que el gobierno regional se acerque a los movimientos sociales, los invite y los escuche, eso es primordial”.
  Por su parte Esteban Vielma, presidente regional de Revolución Democrática, valoró “el espacio de conversación, se valora siempre el diálogo, no obstante, el dialogo se está dando un mes después de la crisis o sea recién nos estamos sentando a conversar, yo creo que esto tenía que haber sido antes porque un mes es exceso… hay que avanzar hay que profundizar la agenda social. El intendente decía que es la primera agenda social que se hacía a nivel nacional y si va a servir de ejemplo hay que profundizar los cambios”
  Andrea Tarzijan, presidenta regional UDI, destacó que “todas las miradas de todos los partidos son similares en distintos aspectos, son más los puntos de comunión que los puntos divergentes y en los puntos divergentes están las maneras de cómo tratar de parar la violencia, de cómo hacer un mayor gasto social y ahí cada partido tiene su mirada, aunque evidentemente todos queremos que haya propuestas mucho más contundentes desde el punto de vista económico para que la agenda social se vea más robustecida. Desde mi punto de vista hoy día planteé sugerí generar una especie invitación a la comunidad a no manifestarse por un tiempo para poder aislar a los grupos que son violentistas en el sentido que hacer que la paz vuelva”.
  Finalmente, Cozut Vásquez, presidente Democracia Cristiana enfatizó que “todo lo que signifique dialogar y que permita construir una salida a la crisis que hoy vive nuestro país es bueno ahora y la Democracia Cristiana siempre ha sido un partido dialogante y nunca nos vamos a negar a eso, en la medida que sabemos también y estamos consiente de que no vamos a resolver el problema desde la región, pero creemos que con esto si podemos aportar en algo es bueno”.
  Agregó que  “el gobierno tiene que ser capaz de establecer una agenda corta social muy potente que vaya en auxilio fundamentalmente de nuestra tercera edad, que son los que más sufren el rigor de una economía de un modelo como el que se instaló en Chile hace muchos años y que de una vez por todas tiene que empezar a resolverse porque eso es sinónimo de miseria para muchos chilenos y yo creo que ni el gobierno, ni los partidos de la oposición queremos que nuestros  padres nuestros, abuelos después de haber trabajado toda una vida y haber  servido toda una vida a este país terminen viviendo en la miseria”