• 13 de Junio

Sugeridos:

Valorar la Educación TP

Por Andrea Garrido 
Directora Ejecutiva Fundación Chile Dual 

Este año se conmemoran los 81 años de la instauración de la Enseñanza Media Técnico Profesional (EMTP).Actualmente son 930 liceos que forman a más de 160.000 jóvenes en las labores técnicas que son requeridas por la mayoría de las organizaciones y empresas que mueven nuestro país.  
 
¿Por qué, sin embargo, pareciera que esta educación no es importante, está desvalorizada y muchas veces se sugiere terminar con la educación técnica y concentrarse solo en el nivel superior? Se desconoce que en el Chile real hay miles de adolescentes que no irán a estos centros de estudios superiores ni universidades, ya que están obligados a ingresar de manera temprana al mercado laboral.  
 
Hoy cuando el foco del Mineduc ha estado en el plan de Reactivación Educativa -que con toda lógica apunta primero a los niños y la lectura, y a los estudiantes que faltan recurrentemente a clases o que abandonan las aulas- tampoco existe una propuesta específica para esos adolescentes que se distribuyen en los 930 liceos y las 35 especialidades que les ofrece el curriculum nacional.  
 
En nuestro país tenemos excelentes resultados que podemos verificar en liceos técnicos donde se llevan a cabo estrategias que alternan aprendizaje en las aulas y talleres con prácticas tempranas en el sector productivo y de servicios, a través de lo que hoy se denomina alternancia, y que se traduce en visitas a empresas, pasantías, formación dual, actualización de docentes, consejos asesores empresariales, etc. Esta apertura de oportunidades tempranas pone en tela de juicio la noción cetrina de “si los jóvenes ingresan al mundo del trabajo se estancan”.  
 
Para muchos docentes y estudiantes de estos liceos hay una carencia sistémica en torno a la EMTP, principalmente una falta de atención que se palpa, por ejemplo, en la ausencia de políticas públicas que faciliten la vinculación entre la educación TP y el mundo del trabajo. En este mes en que celebramos la educación técnica, queremos amplificar ese grito de ayuda que viene desde los liceos técnicos y que todavía puede revertirse para que sea un gran aporte al desarrollo del país como ocurre en aquellos con altos índices de productividad.