Opinión

¿Tu pareja ronca? Aquí 3 pasos que te ayudarán a combatir este malestar

El Heraldo Austral

Llega la hora de dormir y empieza el martirio de miles de personas que no pueden descansar con los ronquidos de su pareja, lo que se traduce en un mal descanso para ambos. De hecho, según un estudio realizado por la revista Journal Of Clinical Sleep Medicine, un 72% de los hombres y un 62% de las mujeres roncan de manera habitual, lo que hace de este trastorno un problema cotidiano.

 “Si bien es molesto para los que escuchan el ruido, también es peligroso para quien ronca, ya que puede ser síntoma de apnea del sueño, las que aumentan el riesgo de tener un infarto cardíaco o cerebral, entre otras enfermedades”, señala el fonoaudiólogo de Clínica Somno, Felipe Bravo.

 Al dormir, los músculos que componen la vía respiratoria al nivel de la garganta se relajan, provocando que haya menos espacio para que circule el oxígeno. Además, el aire hace vibrar el tejido blando que queda en ese espacio, por lo que se recomienda realizar algunos ejercicios que fortalezcan los músculos de la garganta.

 Clínica Somno, centro especialista en Medicina del Sueño, entrega algunos ejercicios para disminuir la intensidad de este malestar:

 

  1. Presiona el paladar con la punta de la lengua y luego empújala hacia atrás. Para llevar a cabo este ejercicio realiza la simulación de un gran bostezo un par de veces.
  2. Presiona la parte de atrás de la lengua contra el suelo de la boca y después empuja la punta de la misma contra los dientes. En este ejercicio abre la boca lo que más puedas, sin llegar a lastimar las comisuras, y empuja hacia arriba el velo del paladar y al mismo tiempo vocaliza la letra “A”.
  3. Utiliza los dedos para empujar las mejillas hacia fuera y luego mastica un alimento fibroso (por ejemplo un apio). Debes masticar por todos los lados de la boca.

 El especialista de Clínica Somno señala que es importante que la rutina de ejercicios sea indicada y supervisada por un fonoaudiólogo especializado en el tema, ya que, los ronquidos podrían deberse a causas más graves o estructurales. “Uno de los exámenes claves para detectar trastornos del sueño en una persona es la polisomnografía. Esta evaluación se hace mientras el paciente duerme de noche, lo que permite monitorear el sueño a través de múltiples parámetros: pulso, esfuerzo respiratorio, registro de sonidos para evaluar ronquidos, entre otros” agrega.

 De igual manera, señala que la ingesta de alcohol junto con la posición en la que se duerme y el exceso de peso corporal, siempre van a ser preponderantes para tener problemas de higiene del sueño lo que afecta directamente en la aparición de síntomas como los ronquidos.