Opinión

[OPINIÓN] "Mejorar la ayuda en tiempos de crisis", por Pablo Hübner

El Heraldo Austral

Los últimos días han sido los días más fríos de este año en Puerto Varas. Temperaturas bajas. Desde esta ciudad con un otoño pronunciado y con pocos turistas, con muchos negocios cerrados y otros que abren sus puertas para crear una fila en la calle, vemos las mismas noticias que en unas décadas más los profesores de historia tendrán el desafío de intentar explicar.

En Chile el presidente Piñera llama a un acuerdo a todos los sectores. Muchas opiniones sobre el acuerdo, tanto en su contenido como en la capacidad de lograrlo. Mil muertos y sumando, dicen las cifras diarias que emite el ministro de salud, quien reconoce la realidad como un castillo de naipes. Aumentan los contagios. La capacidad hospitalaria a tope. La efectividad de las cuarentenas contrasta con la capacidad de llevarlas a cabo. La cesantía crece y la necesidad obliga.

Se anuncia la entrega de cajas con comida. Diversas voces cuestionan la logística, considerando la envergadura inédita del desafío. El tiempo pasa, algunas cajas ya se han repartido, otras no. Este fin de semana un grupo de cuarenta científicos y expertos envió sugerencias al presidente Piñera para enfrentar la pandemia en una carta abierta. Especial énfasis a la importancia y transparencia de los datos, trazabilidad, tanto para el servicio de salud como para el servicio de apoyo social. Clave el manejo transparente y accesible de la información. Consigna: más y mejor información, mejores decisiones. Es muy importante que la ayuda llegue a las casas, para que las personas puedan cumplir efectivamente con el aislamiento social. Es muy importante establecer residencias sanitarias para las personas que no pueden cumplir con aislamiento. Es muy importante considerar el tema de la salud mental, violencia intrafamiliar, drogadicción y alcoholismo. Es muy importante mejorar la captación, canalización y el uso de los datos para la toma de decisiones en todos los niveles.

En Puerto Varas muchas personas están trabajando para ayudar a quienes se han visto perjudicados por las consecuencias del Covid-19. La municipalidad y el gobierno, juntas de vecinos, concejales, agrupaciones religiosas, apoderados de distintos colegios, grupos de empresarios, han sido parte de procesos de ayuda. Los medios de comunicación también han dedicado espacios para promocionar estas actividades. Esta ayuda muchas veces son del tipo se dijo, se hizo. No siempre hay una coordinación entre todos quienes están ayudando. Tampoco una trazabilidad clara y disponible de la ayuda entregada. Los intentos de organizar mejor todo se hacen, pero el desafío es enorme y los requisitos a veces sólo demoran la acción.

La trazabilidad y el manejo de datos hoy resultan más importantes que nunca. La logística de distribución masiva, junto con el desafío de evitar las aglomeraciones, es complejo, inédito y requiere creatividad. También tecnología. Considerando todo lo que se está haciendo, al menos podemos convenir que siempre se puede hacer mejor: La coordinación profesionalizada y moderna de la suma de los esfuerzos de ayuda va en directo beneficio de quienes la necesitan y de quienes la entregan.

Tal como señala la carta de los cuarenta expertos y los científicos al presidente, la pandemia tiene un impacto en la salud mental de toda la población. La sensación de incertidumbre y el temor ante la vulnerabilidad, son nubes de un clima en que el escenario no es mejor que ayer. Este no es el momento del juicio de quién lo está haciendo peor o mejor. Tampoco es el momento para discutir quién es el oportunista, el interesando, el que sólo apoya a sus amigos, o quién está preocupado más de las fotos y los video post en las redes sociales que de ayudar. Más de mil muertos en Chile. Puerto Varas puede ser un ejemplo de cómo canalizar ayuda a un nivel inédito. Dos preguntas obvias. ¿Cómo se ayuda más? ¿Cómo se ayuda mejor? Escuchar lo que dicen los expertos y los científicos puede ser una buena idea.

 

Por: Pablo Hübner