Opinión

[OPINIÓN] Experta por pérdida de empleo femenino: Conciliación del trabajo y la familia está pendiente en Chile desde antes de la pandemia

El Heraldo Austral

La abogada especialista en derecho laboral y académica de la Usach, Cecily Halpern, afirmó que las cifras entregadas por el Banco Central demuestran que la legislación, pese a avances, sigue siendo insuficiente para igualar las condiciones entre padres y madres que se desempeñan como trabajadores.

El Banco Central advirtió que la pandemia podría dejar secuelas permanentes en el empleo para las mujeres de nuestro país. En informe presentado a la Comisión de Hacienda del Senado, la entidad advirtió que gran parte de la demora en la recuperación del empleo tiene que ver con que “el cuidado del hogar, la suspensión de servicios educacionales y de salud también han disminuido el empleo femenino”.

Para la académica de la Facultad de Derecho de la Universidad de Santiago y abogada experta en derecho del trabajo, Cecily Halpern, la conciliación del trabajo y la familia “es un tema pendiente en nuestro país, y lo ha sido desde antes de la pandemia”. Según la académica, esto cobra más relevancia en la actual situación y proyecta que persistirá durante la postpandemia.

“En nuestro país, la coparticipación de ambos padres en las labores de la crianza de los hijos es todavía muy precaria. La legislación, si bien ha ido avanzando en este llamado a la coparticipación, no ha tenido la respuesta positiva y del modo que se pensaba, de parte del mundo masculino”, sostuvo.

Para Halpern, esto se evidencia en los descansos parentales, cuando el hombre puede tomarse algunos días para cuidar al recién nacido. “Es un porcentaje muy ínfimo el que realmente hace uso de ese derecho. Hace poco tiempo, vimos los números, que daban cuenta que es una mínima parte de los padres la que realmente hace uso del descanso parental”, apuntó.

“Creo que una de las buenas herramientas ha sido esto del descanso postnatal de emergencia. Por lo menos, ahí las mujeres que estaban en esa situación han tenido un tiempo para extender sus licencias maternales postnatales. Incluso, se ha hecho una prórroga de ese beneficio”, valoró.

No obstante, la académica insistió en que los avances en este tema son insuficientes. A su juicio, en la medida de que el uso del descanso parental por parte de los padres no sea obligatorio, sino voluntario, “en la cultura nacional, no va a significar algo real”.

“Sin duda que la pandemia ha hecho más patente algo que nosotros ya conocíamos. Lo que manifiestan las cifras oficiales otorgadas por el Banco Central y por otras autoridades gremiales son alarmantes y van a requerir de alguna iniciativa de apoyo a la creación de un trabajo en que puedan participar las mujeres, de una forma más fácil y con mayor colaboración del padre en la crianza y en la coparticipación o en la conciliación entre el trabajo y la familia”, concluyó.