Opinión

[OPINIÓN] Experta pide reforzar trabajo regional en medio de crisis migratoria que se vive en Chile

El Heraldo Austral

La situación migratoria en Iquique ha llevado a una serie de manifestaciones e incluso un paro en la ciudad. Adriana Palomera, coordinadora del Centro de Estudios Migratorios de la U. de Santiago, culpa al Estado.

Este lunes se vivió en Iquique un paro general como protesta por la crisis migratoria que se vive en la ciudad, donde un grupo de manifestantes señalan que ha aumentado la delincuencia en la zona. Por eso, varios sectores de la ciudad nortina se plegaron a esta manifestación, en un conflicto que está lejos de resolverse.

Adriana Palomera, coordinadora del Centro de Estudios Migratorios de la Usach, responsabiliza de esta situación al Estado. “Esto es la crónica de una muerte anunciada, es algo que habíamos estado viendo, donde se daba luces de que si no se hacía algo desde el Estado, relativo a la gestión, era probable llegar a este punto. Es una respuesta a un fracaso de las políticas públicas, no lo puedo mirar de otra forma”.

“El problema es de nuestra política migratoria, donde con el contexto de la pandemia se agudiza. Poner el centro de la discusión en los inmigrantes, en las personas, es un error, porque es un problema de Estado y política pública”, sostiene la especialista.

En ese sentido, afirma que el viaje de Sebastián Piñera a Cúcuta en el 2019, en donde le abrió las puertas al pueblo venezolano, fue un error. “Tu ves la cantidad de inmigrantes y de dónde vienen, porque sin tener cifras la evidencia dice que son venezolanos, y se está respondiendo a lo que se dijo años atrás, donde no puedes decir vénganse y son bienvenidos. Es imposible que Chile pueda sostener por sí solo una política de acogida incluso solo del pueblo venezolano. No tenemos capacidad como Estado”.

Finalmente, habló de posibles soluciones: “En primer lugar, hay que reforzar el trabajo a nivel regional, que involucre a países expulsores, de acogida y de tránsito. Se necesita mirar la problemática desde un enfoque regional. Punto dos es tratar de avanzar hacia los diálogos dentro de la región que eviten la desestabilización política y económica de la propia región, porque eso provoca desplazamiento. Y finalmente entender que la irregularidad tiene que ver con la situación migratoria y no con las personas, obviamente que ingresan delincuentes, por eso es importante disolver grupos de tráfico de migrantes y bandas instaladas en las fronteras”.