Opinión

[OPINIÓN] Día Internacional de las Personas con Discapacidad

El Heraldo Austral

“Un día para todos” es el lema bajo el cual se celebra el Día Internacional de las Personas con Discapacidad 2020, conmemoración impulsada cada 3 de diciembre por las Naciones Unidas. Esta consigna no es azarosa, ya que busca reflejar la creciente aceptación de que la discapacidad, en todas sus formas, es parte de la condición humana.   

Este es un año particular, lleno de desafíos nacidos bajo el alero de la pandemia, donde la principal tarea, tanto para el Estado como para la sociedad chilena, sigue siendo garantizar la plena participación social e inclusión de las personas con discapacidad. Hemos avanzado, pero aún quedan materias que deben ser ajustadas a los cambios globales de los que todos somos parte.   

La accesibilidad universal, entendida como las condiciones que deben cumplir los entornos, procesos, productos o instrumentos, es uno de los grandes pendientes. En un contexto ideal, los espacios deben ser utilizables por todos y todas de forma segura, confortable, y bajo la autonomía de cada persona. Avanzar en diseños universales, que promuevan la creación de ciudades inclusivas y permitan el pleno desarrollo de todos, sigue siendo un urgente en esa materia.   

Asegurar la continuidad de la atención y tratamiento de las personas con discapacidad (ya sea por causa física, mental o social) ha sido un gran reto, y, en medio de la pandemia, aún más. Su participación en las comunidades, entendiendo este como un espacio de encuentro, apoyo, escucha, desarrollo y de plena inclusión, sigue siendo clave, más aún bajo escenarios adversos como el de la crisis por Covid-19.   

Por lo pronto, nuestra tarea como Terapeutas Ocupacionales es el de acompañarlos a través del proceso de concientización en y desde las comunidades, favoreciendo su desarrollo pleno, potenciando sus destrezas y habilidades de interacción.  Nuestra colaboración en mesas territoriales es fundamental para facilitar la comunicación entre los diferentes actores de la materia, en nosotros recae ser facilitadores del proceso. No debemos restarnos de la participación en mesas de Gobierno, de entidades públicas y privadas que favorezcan la inclusión de las personas con discapacidad. Potenciar políticas públicas vigentes, y generar que otras nazcan y aborden esta importante temática, es una de las grandes tareas en las cuales cada uno de nosotros puede seguir aportando o comenzar a contribuir. 

  

Álex Ríos Ruiz  

Terapeuta Ocupacional  

Académico de la Universidad San Sebastián