Opinión

[OPINIÓN] "Centralismo comunal" Por Pablo Hübner

El Heraldo Austral

La semana pasada, una vez más, la naturaleza expresó su fuerza. La explosión del volcán Tonga conmovió a todo el mundo. Las zonas costeras del país soportaron la tensión entre las alertas y las alarmas. Pocos días después Puerto Varas vivió episodios de alerta climática. Tormentas eléctricas, granizos, truenos y relámpagos. El video que compartió en sus redes sociales el Heraldo Austral del árbol que se quema producto de un rayo es simplemente impresionante. Al día siguiente de la tormenta se multiplicaron los anuncios de perritos perdidos.

Entre los rayos y las nubes grises era fácil recordar el año en que hizo erupción el volcán Calbuco. 22 de abril del 2015, fecha en que se conmemora el día de la tierra. El volcán Calbuco es uno de los volcanes más activos de Chile. Muy probablemente volverá a escribir su historia. La seguridad de los vecinos de Puerto Varas depende de un buen plan de emergencia y de una buena planificación.

Uno de los instrumentos de planificación territorial más importante es el plano regulador. Lamentablemente, tal como en muchas otras comunas, el proceso de aprobación del plan regulador ha sido demasiado lento, tan lento que parte de lo que contiene ya enfrenta otra realidad. El inicio del proceso del plano regulador nunca consideró un crecimiento de la comuna tan rápido como lo que ha vivido Puerto Varas los últimos años. Muchas nuevas parcelas, muchas nuevas casas, muchos nuevos edificios, muchos nuevos autos. Para peor, la actualización del plan regulador se encuentra con otro problema, la fragmentación en el proceso.

El plano regulador está incompleto. En las observaciones realizadas por la Contraloría y que el municipio está intentando resolver, no se incluyen los sectores de Ensenada o Nueva Braunau. Esta fragmentación puede tener muchas explicaciones, pero lo cierto es que más allá de las palabras, es un problema. Si la comuna es una sola, el plano regulador debería ser uno solo, como parte de un mismo plan integral conjunto, y no, fragmentado, después pegoteado. Esta visión merece complementarse estratégicamente con la perspectiva de las Zoit declaradas en la región, las visiones de macro zonas como la cuenca del lago Llanquihue, así como sus vínculos de conectividad con Argentina, Chiloé, la ruta Inter Lagos, la Ruta de los Parques de la Patagonia. Planes intercomunales con estrategias integradas de acción conjunta, en beneficio de la consistencia, para la obtención de mejores resultados. Suena bien, dialogante, participativo, pero sin un plano regulador propio, se complica.   

Así como no se sabe cuándo el municipio responderá a Contraloría las observaciones del plano regulador, así como no se sabe cuándo se inicia el proceso para los sectores de la comuna que no están considerados en este plano regulador de una parte de Puerto Varas. Tampoco se sabe de las etapas o de la metodología de participación vinculante para los sectores pendientes, más allá de la suficiencia de la norma para el proceso. Tampoco se sabe si habrá congelamientos zonales mientras esto se resuelve, para así contener el crecimiento sin la regulación adecuada, por ejemplo, en sectores peligrosos por erupción volcánica.

¿Estamos mejor preparados para enfrentar una erupción volcánica que el 2015? ¿Están identificados los sectores que son riesgosos para habitar cercanos al volcán? Si hay actualmente personas viviendo en lugares de riesgo es un serio problema. La responsabilidad es evidente.

La planificación territorial que ofrece el plano regulador incide en la capacidad de la comuna para enfrentar emergencias asociadas a la realidad histórica de su territorio. La cuenca hidrográfica, la relación entre cordillera y costa, el agua y los humedales, los bosques, las quebradas, son integrantes de una misma realidad conjunta de identidad local, sometida además a una misma inédita declaración de crisis climática. La fragmentación de la comuna en la mirada del plano regulador es una debilidad. No puede ser que termine este gobierno comunal sin que Puerto Varas tenga un plano regulador para todos sus vecinos. La seguridad de la comuna también está comprometida.

Por: Pablo Hübner