Opinión

[OPINIÓN] "La renovación de la plaza del centro de Puerto Varas", Por Pablo Hübner

El Heraldo Austral
Foto: Pablo Hübner

Durante la sesión 114 del concejo municipal de la semana pasada se presentó a la comunidad el proyecto de conservación de la plaza del centro de Puerto Varas. El trabajo partió el año 2017. Es un proyecto de conservación, mejoramiento, dotación de accesibilidad, entre otros elementos. Este proyecto no se trata de una nueva plaza, es para mejorar la que hay. No se cambian los árboles, ni la orientación, ni las medidas de la plaza. Por la naturaleza del fondo y del proyecto, esto no necesita de participación ciudadana. Los concejales votaron de manera unánime a favor. Aprobado. Las redes sociales de la municipalidad transmiten la noticia de la aprobación compartiendo el video de la maqueta en sus redes sociales. Son casi 400 millones de pesos y repito, este fondo no necesita de participación ciudadana. Y si la ley dice que no se necesita, parece que es razón más que suficiente para no hacer participación ciudadana. ¿Bien?

El problema no es el proyecto de la plaza, qué bueno que se conserve y se mejore la plaza. El problema es cómo se toman estas decisiones. La plaza central de Puerto Varas es un lugar simbólico, kilómetro cero, determinante para muchas actividades que se realizan en la zona. Es parte de la identidad y de la imagen de Puerto Varas. Su conservación y mantención debería haber abierto las puertas para acoger razonables inquietudes y sugerencias. La remodelación de la plaza principal de la comuna debió haber sido pensada en conjunto, con participación ciudadana. ¿Alguien habló con el gremio del turismo? ¿Alguien le preguntó al Cosoc? ¿Alguien llamó a las distintas organizaciones de la comuna? Entiendo que no. ¿Qué año se enteraron los concejales de este proyecto? El trabajo de gestión de este proyecto partió el año 2017. Hoy, 2020, nos enteramos y sobre hechos consumados, las obras parten en marzo y serán 6 meses que estará el lugar cerrado. Anuncio en febrero, cierre en marzo.

Está linda la maqueta de la plaza, va a quedar mucho mejor, qué duda cabe, ninguna. Bravo. ¿Podría haber quedado mejor aún? No lo sabemos. ¿Podría haber incluido miradas de los ciudadanos? Sí. ¿Habría eso beneficiado el proceso y el resultado? Probablemente. ¿Habría perjudicado el resultado? Tal vez obligaba más horas de encuentros, resolver diferencias, contener expectativas en relación a los alcances de la naturaleza que tiene el fondo de financiamiento, incluso, considerar otra forma de financiamiento si fuera necesario, pero así y todo, muy probablemente, se habría enriquecido el resultado. No digamos tampoco que algo tan importante como la plaza central de Puerto Varas se renueve a cada rato. ¿Cuándo fue la última renovación, alguien lo recuerda?

Cuando vi la noticia de la remodelación de la plaza más lo sentí como la revelación de un secreto. Un secreto guardado desde el año 2017 y que tenía que ver con la plaza central de todos los vecinos. No hay que ser un genio para calcular que las obras en la plaza coinciden con la recta final de las elecciones municipales de este año. Como es la tradición, año electoral, año de inauguraciones, con el debate recurrente sobre quién es el verdadero héroe detrás de la gestión de cada proyecto. La pelea por el mejor lugar en la foto. Un debate hostigoso que suma poco y que después de una década será más que irrelevante para la historia. Lo que quedará será la plaza, no los aplausos, ni los egos.

Lamentablemente se ha subestimado el aporte de los ciudadanos sólo por circunscribir la participación a las exigencias mínimas de un fondo puntual que no solicita participación. Seguro esa opción era más cómoda y con aparente mayor protagonismo para la administración municipal que socializando el proyecto el año 2017, cuando partió esta historia. Inflar el pecho por decir que se cumple con todo lo que dice la ley es tomar demasiado aire. ¿Tanto cuesta hacer más de lo que exige un fondo puntual de financiamiento cuando se trata de algo tan importante como la plaza del centro de Puerto Varas? Insisto, linda la maqueta de la plaza, el proceso, no tanto.

 

Por Pablo Hübner