Opinión

Chilenos sin tiempo: El 90% de las personas no se hace cargo de su alimentación

El Heraldo Austral

De acuerdo a las últimas cifras entregadas por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) Chile subió del octavo al segundo lugar en índice de obesidad. A esto se suma que hace unos días atrás el Ministerio de Salud estimó que esta enfermedad genera un gasto anual en el país de 1.692 millones de dólares. Sin duda, estos datos no son para nada auspiciosos, por eso lo fundamental es entender cuál es el origen de esta condición.

 

Entre los factores que afectan en la mala alimentación está el ritmo de vida acelerada, los pocos espacios del día para ir al supermercado, junto con la comodidad de encontrar diferentes tipos de restaurantes cerca de los lugares de trabajo y/o centros estudiantiles, cada uno con distintas opciones para alimentarse, pero muy pocos entregando opciones saludables. Ahora, dentro ellos el factor determinante es siempre el tiempo. De hecho, de acuerdo a una encuesta realizada por el Asociación Gremial de Productores de Carne de Cerdo (Asprocer), el 30% de las personas no cocina en su hogar por la falta de tiempo.

 

Al respecto de estos resultados, el Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (INTA) muestra preocupación. Una de sus nutricionistas, Natalia Parraguez, comenta: “Es un hecho que el tiempo de las personas está cada día más escaso, pero esto no tiene que ser una razón para dejar de cocinar y alimentarse de manera nutritiva, al contrario debemos tomarlo como una oportunidad que nos obliga a organizar mejor nuestros tiempos; no planificar nuestras comidas puede provocar consumir productos rápidos y de fácil acceso que por lo general son altos en grasas y azúcares y que además, no producen una sensación de saciedad duradera y mucho menos una nutrición óptima. Este punto también puede afectar en que las personas no tomen desayuno, almuercen o coman a deshora, lo que juega muy en contra a la hora de querer cuidar el peso, la salud y evitar la obesidad”.

 

De acuerdo a la misma encuesta, el 60% de las personas dice no meterse en temas de cocina porque alguien más lo hace por ellos, por lo general, alguien lejano o extraño al grupo familiar. Este es otro elemento que puede influir en las alarmantes cifras de gordura y obesidad que están aquejando hoy en día a la población chilena.

 

La experta del INTA, se detiene en este punto y aclara: “Cuando las personas no tienen control de su propia alimentación es muy probable que no logren tener una dieta equilibrada. Claramente los menores no pueden hacerse cargo de este punto y es aquí donde los padres cumplen un rol fundamental en la educación alimentaria. Pero en el caso de los adultos, lo mejor es que cada uno se responsabilice y se haga consciente de los alimentos y de las porciones que va a consumir durante el día”.

 

 

¿Y cuál es la solución?

 

Desde el INTA recomiendan que, para evitar el sobrepeso, lo primero es que las personas tengan conciencia de las cantidades que deberían comer, así como los aportes que tiene cada uno de los alimentos que están ingiriendo. Además, preferir siempre comidas que produzcan una mayor sensación de saciedad (como aquellas que aportan proteínas, o los alimentos integrales) para así evitar tener hambre durante gran parte del día y caer en el consumo de comida rápida y snacks poco saludables.

 

“Lo primero, y aunque suene reiterativo, es sumamente importante entender que las personas deben consumir al menos cuatro comidas al día, de esta forma se evita estar picoteando y comiendo alimentos no recomendados o poco saludables. También incrementar la actividad física y beber mucha agua (al menos 2 litros diarios). Ahora, sobre los alimentos que se van a escoger, los más recomendados son los bajos en sodio, altos en proteínas y buena fuente de vitaminas. Por ejemplo, están los vegetales que tiene vitamina C, carnes extra magras como las de cerdo, que es una buena fuente de vitaminas del complejo B y proteínas, también vacuno y pollo. Hay que entender que cocinar para la semana no necesariamente quitará varias horas del día, se pueden armar platos rápidos y ricos en poco tiempo, o cocinar un día para toda la semana como lo hace el método “batch cooking” y así evitar caer en problemas de peso”, finaliza Parraguez.