Local

Víctor Angulo: el Alcalde que le cambió la cara a Llanquihue

El Heraldo Austral

El pasado viernes, el Alcalde de Llanquihue Víctor Angulo hizo una pausa en sus vacaciones para participar de una reunión de la APEC y para dar esta entrevista a El Heraldo Austral, la cual sostuvimos en el Hotel Casa Werner, un hermoso hotel boutique que en su patio trasero tiene la hermosa Laguna El loto.

 Víctor Rubén Angulo Muñoz, 45 años, dos hijos Francisca de 17 y Benjamín de 8 años, es nacido y criado en Llanquihue. Cursó los estudios básicos en la escuela Inés Gallardo Alvarado de la ciudad industrial, luego la enseñanza media en el Liceo de Hombres de Puerto Montt, y en la Universidad de Los Lagos. Es Contador General de profesión y fue Concejal de la comuna de Llanquihue desde el 2004 hasta el 8 octubre el 2015 cuando tuvo que reemplazar al alcalde anterior (Fernando Vásquez). Ahí comenzó la suplencia hasta el 6 de diciembre del 2016 cuando ganó las elecciones a alcalde que lo tienen al frente de la comuna hasta ahora. Es decir, va a cumplir 4 años en el cargo el próximo 8 de octubre y en estos pocos años ha ejecutado 48 proyectos por un monto cercano a los $20 mil millones, cambiándole la cara a Llanquihue.

 “Todo mundo habla de la Costanera, el Muelle, la avenida principal, la plaza, el edificio consistorial, - nos comenta el Alcalde Angulo - pero no solo han sido esos los proyectos ejecutados, que quizás pueden ser los más significativos desde el punto de vista de los recursos, pero no ha habido ningún sector de la comuna que nosotros no hayamos intervenido de una u otra manera. Por ejemplo, en Totoral sacamos el Pozo Profundo que los vecinos del sector estaban por más de 12 años peleando por esa mejora, estamos haciendo los estudios para la conexión, en Pellines estamos con el tema de las multicanchas, hicimos una escuela nueva que gracias a Dios el 5 de agosto se entrega, pavimentación, tenemos 6 plazoletas nuevas en Pellines, la sede social también. En Colegual Esperanza acabamos de firmar el convenio para la licitación de la conexión del agua potable rural que va a beneficiar alrededor de 75 familias; en Colegual Macal pudimos sacar adelante el asfalto de 5 km; en Loncotoro cambiamos el estanque de agua que era un peligro, el asfalto del mismo Loncotoro, la medialuna de Loncotoro, plazoleta; en Línea Solar acabamos de inaugurar el APR donde beneficiamos a 76 familias que hoy día tienen agua potable en sus casas; en Molino Viejo acabamos de terminar el diseño del trayecto que faltaba. Ahora tenemos el compromiso que lo ratificó Enzo Dellarossa, Director de Vialidad, de que en octubre, cuando se mejore el tiempo, se asfalta lo que falta.

 ¿El Municipio tiene un bajo presupuesto, cierto?

La Municipalidad de Llanquihue cuenta con un presupuesto de $3.400 millones (cerca de un tercio del presupuesto de Puerto Varas que es de $12 mil millones aprox).

 ¿Cómo se hace para conseguir todos estos proyectos?

 “Es complejo porque con $3.400 millones tienes que barajártela todo el año y significa pagar remuneraciones de los funcionarios, desde el peaje de la camioneta que va a Puerto Montt, pasando por el petróleo, todo, y el presupuesto ha aumentado en forma muy residual. Pero se ha hecho particularmente complejo porque además del presupuesto bajo, cuando me tocó asumir como alcalde teníamos mucha deuda, más de 4 mil millones…teníamos deuda con Saesa por $1.800 millones que terminamos de pagar la semana pasada; el juicio de la familia del niño que se electrocutó en el muelle viejo por casi $300 millones, que lo resolvimos con un acuerdo que estamos pagando en cuotas; les pagamos a todos los proveedores locales deudas por más de $150 millones; el tema de los profesores que terminamos de pagar el año pasado una deuda histórica de cerca de $600 millones siendo uno de los pocos municipios del país que lo ha pagado que es el bono que tenían retroactivo del RBP que nos demandaron y embargaron los terrenos; pudimos resolver varios juicios pequeños que nos tenían embargado el mismo terreno al frente de la COPEC. Y tal es así que lo resolvimos, que ese terreno pasó a propiedad municipal, porque pudimos levantar todos los embargos, y es donde se va a construir el futuro CFT. Por lo tanto, nos va quedando solo una deuda grande que es el fondo común municipal que no se ha pagado desde el año 2004 y este año por primera vez, después de muchas décadas, pudimos pagarlo y ahora tenemos acuerdo de concejo para comenzar a negociar el tema del fondo común municipal y colocarnos al día. La deuda es de cerca de $1.800 millones”.

 “Un presupuesto bajo, sumado a todo lo que hemos ido pagando, te da muy poco radio de acción financieramente para poder llevar a cabo obras”.

 ¿Cómo se hace?

“Yo aquí tengo que agradecer al equipo de trabajo que tengo, partiendo por el administrador municipal, los directivos que no cobran un peso de horas extras, todo se hace con compensación a días libres, hay directivos que tienen 40 días por compensar, por lo tanto, hay un compromiso de parte de ellos y, lo que hicimos, fue unificar los equipos…cuando yo llegué teníamos un profesional y medio en la Secplac que era don Alex Ricardi con Mauricio Jiménez, y hoy tenemos 7 y, a ese equipo yo les agregué los profesionales de obras. Porque antes era todo muy cuadrado, obras era obras y si no había obras, no había nada que fiscalizar y les sobraba tiempo. Entonces sumados los profesionales de obras que son 4, formamos un equipo de Secplac de 10 personas aproximadamente. Secplac es la unidad donde se generan todos los proyectos y se postula a fondos e indicamos qué proyectos trabajar. ¡Y por qué decimos formamos un equipo?, porque yo igual soy parte del equipo, no solo dirigiendo, sino también involucrándome y veo el tema de los costos…yo sé además cuánta plata cuesta cada proyecto y de los 48 proyectos que hemos ejecutado, yo te podría decir que todos me los se de memoria”.

 ¿Cuáles son los sueños pendientes?

Tres o cuatro cosas fundamentales para la comuna: la conexión ente Llanquihue y Puerto Varas por la costanera y lo más probable es que salga a la altura de la estación en Puerto Varas, ya que es muy caro que entre por abajo. Es un tema que para nosotros es fundamental y que debiera salir en el año 2022. Lo que queremos los llanquihuanos y no solos los llanquihuanos, todo el mundo está demandando la conexión total de la cuenca del lago, porque es el único trayecto que falta”.

 “Construir una feria artesanal ya que tenemos gente con mucho talento en la comuna que nos permita no sólo cobijar a las artesanas que tenemos que son muy buenas, sino a la gente que viene del sector rural que hacen quesos, papas y diversos productos del campo y que sea un lugar que les de dignidad y la estamos pensando en el edifico que está frente a la carnicería Mödinger, que es municipal, porque el nuevo edifico consistorial se lleva todos los servicios a ese lugar excepto el Daem que se queda un año más porque pasará a formar parte del servicio local. Secplac ya está trabajando en proyectar una feria para estas personas para el 2021 o 2022”.

 “También necesitamos un teatro que nos permita cobijar las actividades culturales. Nosotros acá tenemos, sobre todo en el tema folklor, muy buenas agrupaciones, tenemos niños con mucho talento y si bien es cierto los gimnasios nos han servido para cobijar estas actividades, los gimnasios no son el lugar adecuado, por lo tanto, se hace imperioso, de aquí a tres años más, trabajar ese proyecto”.

 “Nos falta un nuevo puente entre el sector sur y norte de la ciudad porque el actual puente del río Maullín tiene su vida útil por vencer. Estamos trabajando en ese proyecto y esperamos de aquí a unos tres, cuatro años tener un nuevo puente, al lado, una cuadra hacia el occidente. Hoy día la conexión que tenemos es por Vicente Pérez Rosales y la que estamos proyectando es por calle Manuel Antonio Mata”