Local

Proyecto Patrimonial de Puerto Varas es nominado al Premio Aporte Urbano en su 5ta versión

El Heraldo Austral El Heraldo Austral

El viernes recién pasado se dieron a conocer los nominados al PAU -Premio Aporte Urbano- entre los cuales figura un emblemático proyecto levantado en Puerto Varas, dentro de la Categoría de Mejor Proyecto de Intervención Patrimonial. Se trata de la reconstrucción de las Casas Kaschel, Kinzel y Wiehoff, en calle del Salvador a una cuadra del centro de la ciudad.

 El premio PAU es una iniciativa de alcance Nacional, gestada por la Cámara Chilena de la Construcción A.G., el Ministerio de Vivienda y Urbanismo, el Consejo Nacional de Desarrollo Urbano, el Colegio de Arquitectos, la Asociación de Oficinas de Arquitectos y la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios, y este año lleva adelante su quinta versión. El premio apunta a reconocer y destacar aquellos proyectos construidos que constituyen un aporte urbano a la calidad de las ciudades chilenas y a la calidad de vida de sus habitantes.

 El proyecto “Reconstrucción de 3 casas patrimoniales” nominado en esta oportunidad, se enmarca en una iniciativa inmobiliaria impulsada por Patagonland a partir del año 2014 y desarrollada por la oficina de los arquitectos Pablo Moraga y Heike Höpfner, quienes junto a su equipo han participado en numerosos proyectos y estudios en el ámbito patrimonial en la zona.

 En relación a este proyecto los arquitectos nos comentan que existen varios ámbitos en que la reconstrucción de las tres casonas se torna significativo. En primer lugar, su diseño y programa se han planteado de tal manera, que los espacios propios de estas casonas, que antes le eran negados a la ciudad, puedan ahora integrarse a la rutina de quienes habitan y caminan Puerto Varas, incluyendo en ellas nuevos usos, como cafés, locales comerciales y oficinas. Otro valor, es que se trata de una inversión privada, lo que ya habla de un potencial nuevo ámbito de acción de las iniciativas inmobiliarias, reconociendo oportunidades que las nuevas dinámicas urbanas están ofreciendo, abriendo la conservación patrimonial ya no solo a la inversión del Estado a través de sus fondos o programas. Otra dimensión del proyecto, que se planteaba como un desafío de carácter más técnico tenía relación con los requerimientos patrimoniales, constructivos, considerando por ejemplo que deben respetarse normativas y estándares que las construcciones de hace 80 o 100 años no contemplaban, sin perder las lógicas de la carpintería tradicional y las espacialidades que en estas casas se lograban. Finalmente, por la historia que tuvo el proyecto, fue fundamental también, la recuperación de las confianzas de la comunidad al ver que la Zona Típica de Puerto varas recuperaba 3 de sus inmuebles que permanecieron desarmados por casi 10 años.

 Por sus valores urbanos y patrimoniales, esta iniciativa fue también relevada como Proyecto Destacado por la recientemente desarrollada Bienal de Arquitectura y Urbanismo de Chile en su versión XXI.

 Los ganadores del Premio Aporte Urbano serán conocidos el 7 de enero en la Cámara Chilena de la Construcción, en Santiago. www.premioaporteurbano.cl