Local

Personalización y especialización en el trabajo con niños, niñas y jóvenes: Aldeas Infantiles SOS lanza sus programas “Entre Volcanes” y “Puerto Varas”

El Heraldo Austral

La organización con la finalidad de continuar promoviendo el bienestar y cuidado de niños, niñas y adolescentes, dio el vamos en la Región de Los Lagos a sus Programas “Entre Volcanes” y “Puerto Varas”. El primero, atenderá sólo a varones entre 6 hasta 18 años y el segundo, solo a mujeres con el mismo rango etáreo. El objetivo es asegurar la calidad de vida, la satisfacción de necesidades básicas y bienestar integral con una clara perspectiva de género y de derechos de los niños, niñas y adolescentes que participan temporalmente en estos nuevos Programas de Acogimiento Residencial.

En Aldeas Infantiles SOS existe la convicción de que hay que trabajar siempre centrados en el bienestar y cuidado de los niños, niñas, adolescentes y jóvenes (NNAJ), en un marco de calidad con enfoque de derechos. Con el objetivo de ir especializando e innovando en el trabajo con los NNAJ, sus familias y la comunidad y con miras a su plan 2030, es que se tomó la decisión de concretar el lanzamiento de “Entre Volcanes” y “Puerto Varas”. En el primero se atenderán solo a varones y en el segundo, solo a mujeres, quienes  son derivados a través de una medida de protección dictada por un tribunal competente, que decide provisoriamente la pérdida del cuidado familiar producto de las graves vulneraciones de derechos.

Es así como la actual Aldea de Puerto Varas en la Provincia de Llanquihue, se transforma en dos Programas separados, atendiendo en uno de ellos a niños y en el otro, a niñas de 6 y 18 años. La personalización de la atención y el modelo familiar, que caracteriza a la organización en su línea de acogimiento residencial, seguirá siendo un imperativo. Es así como por casa, vivirán entre 5 a 7 niños con Cuidadoras quienes tendrán turnos rotativos para entregar cuidado y protección de acuerdo a las necesidades y especificidades de los NNAJ, las que cuentan con apoyo de psicólogos y trabajadores sociales, así como otros profesionales y técnicos que apoyan el trabajo con los niños y niñas.

Elizabeth Maturana, directora del Programa “Entre Volcanes” cuenta que el entorno natural en que están insertos los programas es de gran ayuda para los niños y niñas, “ellos realizan actividades aprovechando al máximo los espacios. Hacen trekking a los cerros, paseos, camping, considerando el favorable entorno que los motiva a estar entretenidos al interior de la Aldea”, señala.

También están siendo atendidos hasta los 24 años quienes se encuentren cursando estudios superiores o realizando actividades de preparación para la vida independiente, tal como lo establece la Ley 21.302 que crea el Servicio de Protección Especializado a la Niñez y Adolescencia, promulgado en diciembre del 2020 y que tiene de plazo un año para su puesta en funcionamiento.

La Aldea de Puerto Varas comenzó el año 1984, entregando cuidados y protección a cientos de niños y niñas que llegaban principalmente por situaciones de extrema pobreza e incluso mediante demanda espontánea, como ocurría en ese entonces. Con los cambios legales ajustados a la Convención sobre los Derechos del Niño, la pérdida del cuidado por parte de los padres solo se determina por una medida de protección por parte de los tribunales competentes producto de una grave vulneración de derechos.

Gracias al compromiso de muchos colaboradores y al cariño que depositaron en cada una de sus labores, muchos niños, salieron adelante, vinculándose de manera positiva en su adultez. La gran mayoría de ellos, lograron romper con el círculo de la vulneración y hoy tienen familias e hijos a quienes protegen afectuosamente. 

¿Cuáles son las características de este nuevo proyecto?  

La Aldea de Puerto Varas se dividió en dos programas. “Puerto Varas” atenderá a 25 niñas entre los 6 y 18 años y “Entre Volcanes” que atenderá a 25 varones entre los 6 y 18 años de edad, siendo ambos programas de baja cobertura, con características de residencias familiares tal como lo ha realizado la organización superando el estándar establecido por SENAME, respecto a la cantidad de NNAJ por casas. Es así como con esta reducción de plazas se trabajará con ciclos etáreos específicos lo que permite una especialización y focalización de la atención aún mayor, considerando el enfoque de género, derechos e interculturalidad.

Es importante señalar que los 25 niños participantes de cada Programa, vivirán en un contexto similar al familiar y con atención personalizada. Para conocer más acerca de Aldeas Infantiles SOS y cómo trabaja con los niños y sus familias el derecho a vivir en familia, ingresa a www.aldeasinfantiles.cl