Local

Investigadora de INIA Remehue resalta rol de las abejas y la calidad diferenciada de la miel producida en el sur de Chile

El Heraldo Austral

En recientes estudios, el INIA determinó que las mieles del Territorio Patagonia Verde cumplen a cabalidad el Reglamento Sanitario de los Alimentos, Codex Alimentarius y FAO, destacando como mieles de excelente calidad nutritiva y un producto único de sistemas de producción sustentables con el medio ambiente en la zona austral de Chile.

Al celebrarse hoy 20 de mayo, por cuarta vez consecutiva, el Día Mundial de las Abejas, la investigadora de INIA Remehue, Iris Lobos, quien ha encabezado los estudios que han permitido caracterizar la miel de abeja que se produce en distintas zonas del sur de Chile y compararlas con la de otros territorios, resaltó el rol imprescindible que tienen estos insectos para mantener el equilibrio ecológico, natural y para la vida humana, como asimismo la calidad de la miel que se produce en el Territorio Patagonia Verde.

“La apicultura chilena se caracteriza por su gran variedad de tipos de mieles. Diversos estudios científicos han permitido establecer que en el sur de Chile conviven especies nativas e introducidas que cohabitan y aportan a la producción apícola, dando como origen mieles de Raps, Trébol, Tineo y Ulmo. Hoy en el Día Internacional de la Abeja, gracias a un reciente estudio, queremos destacar la calidad y composición de las mieles producidas en el Territorio Patagonia Verde, conformado por las comunas de Cochamó, Hualaihué, Chaitén, Futaleufú y Palena en la Región de Los Lagos”, expresó.

La profesional del INIA explicó que “en los últimos años, en el laboratorio de espectroscopia del Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) en Osorno, se analizaron 107 muestras de miel de la cosecha 2019 provenientes de distintos sectores del sur de Chile, cuyos resultados ratifican que la miel de Ulmo es la que predomina en la zona, con un color que varía de ámbar extra claro para las mieles de Chaitén, a ámbar claro para el resto de las comunas”.

Por otra parte, indicó que “las mieles acá producidas destacan por su alto contenido en cenizas, potasio, zinc y su bajo contenido en sodio y sacarosa en comparación con datos reportados en otros lugares de Chile y el mundo”. Además, puntualizó que “este territorio presenta sobre el 53% de especies nativas y menor cantidad de especies exóticas, lo que puede ser el resultado de la baja intervención antropogénica en cuanto a la utilización de los suelos destinados a las actividades silvoagropecuarias. Sumado a su limitado acceso en cuanto a conectividad, lo que le ha permitido preservar su estado natural”.

Día Internacional de la Abeja

Respecto a la conmemoración del Día Mundial de las Abejas, la investigadora dijo que “hoy 20 de mayo, por cuarta vez, vamos a celebrar este día como reconocimiento de su importancia para la tierra y para la humanidad”.

A su juicio “este reconocimiento de las Naciones Unidas es prueba que existe la voluntad para protegerla, así como a los demás polinizadores, sin embargo, estamos enfrentando un proceso muy difícil para poder protegerla adecuadamente. Se requiere convencer a los gobiernos, a los empresarios, a las organizaciones no gubernamentales y a toda la comunidad de la vital importancia de salvarlas.   Y tienen que salir de las palabras acciones concretas para su cuidado, y para promover la apicultura en todas partes”.

Sostuvo que “en la celebración de este día nos recordamos de la importancia del trabajo infatigable de este pequeño insecto en la polinización de los cultivos, la producción de alimentos, en la preservación del medioambiente y como productora de alimentos naturales y saludables, y de una vasta gama de productos útiles para nuestra salud y nuestro bienestar”.

Destacó que “como es de conocimiento de toda la comunidad, las Naciones Unidos han establecido la Agenda 2030, y los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) a lograr durante la presente década y en ese contexto las abejas, con el apoyo de todos los que trabajamos en el rubro de la apicultura y la industria apícola, estamos aportando de manera directa a al menos 4 de estos objetivos, entre ellos, poner fin a la pobreza en todas sus formas en todo el mundo, poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición, y promover la agricultura sostenible, garantizar una vida sana y promover el bienestar de todos, a todas las edades y proteger, restablecer y promover el uso sostenible de los ecosistemas terrestres, gestionar sosteniblemente los bosques, luchar contra la desertificación, detener e invertir la degradación de las tierras y detener la pérdida de biodiversidad”.

También resaltó que “este acto fomenta la cooperación y solidaridad mundiales para combatir las amenazas planteadas por la pandemia de la COVID-19 a la seguridad alimentaria y los medios de vida agrícolas. Asimismo, pretende priorizar la regeneración medioambiental y la protección de los polinizadores. Es una buena ocasión para concienciar sobre el modo en el que podemos contribuir a respaldar, restablecer y mejorar la función de los polinizadores”.

Finalmente, hizo una invitación a ver el video de la FAO, “Día Mundial de las Abejas – Héroes Invisibles”, en el siguiente link: https://youtu.be/ryzQ5LJGphM

Acerca de INIA

El Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) es la principal institución de investigación, desarrollo e innovación agroalimentaria de Chile. Vinculada al Ministerio de Agricultura, cuenta con presencia nacional y un equipo de trabajo de más de 1.000 personas altamente calificadas. Ejecuta al año un promedio de 400 proyectos en torno a 5 áreas estratégicas: Cambio Climático, Sustentabilidad, Alimentos del Futuro, Tecnologías Emergentes, y Extensión y Formación de Capacidades. Estas iniciativas contribuyen al desarrollo agroalimentario sostenible del país, creando valor y proponiendo soluciones innovadoras a los agricultores, socios estratégicos y la población, generando una rentabilidad social que varía entre 15% y 25%, por cada peso invertido en cada uno de sus proyectos.