Local

Fotógrafo local Luciano Invernizzi participó en el libro de fotoperiodismo “Chile Despertó, La rebelión de la Dignidad” que registró los primeros tres meses del estallido social a lo largo de Chile

El Heraldo Austral

En 400 páginas, la obra contiene diversas imágenes que 43 fotógrafos registraron en 18 ciudades de Chile. El libro es en beneficio de Fabiola Campillai, quien perdió la vista por una bomba lacrimógena lanzada por carabineros.    

La editorial Catalonia presentó el libro de 400 páginas “Chile Despertó, La rebelión de la Dignidad”, editado por los periodistas Manuel Délano, Fabiana Rodríguez Pastene y Karen Trajtemberg, que cuenta con trabajos de 43 fotógrafos en 18 ciudades de Chile, uno de los cuales es el fotógrafo puertovarino Luciano Invernizzi.

Los registros son de los primeros tres meses tras el 18 de octubre de 2019. Los fotógrafos trabajaron sin remuneración, los editores donarán los derechos de autor, y un monto similar Editorial Catalonia a Fabiola Campillai, quien perdió la vista y los sentidos del gusto y olfato tras recibir una bomba lacrimógena disparada por un carabinero mientras se dirigía a su trabajo. 

En el encuentro, Campillai dedicó las siguientes palabras: “Este libro es un apoyo para que la gente sepa todas las violaciones a los derechos que se permitieron y se siguen permitiendo”. Campillai también expresó que siente orgullo por quienes se siguen manifestando por demandas que convocan a todos. 

Foto Luciano

 

El encuentro lo condujo el Premio Nacional de Periodismo 2011, Sergio Campos y contó con la presencia del músico nacional Nano Stern, quien leyó un poema sobre la situación que vive el país y cantó la canción “Regalé mis ojos”, que habla de Gustavo Gatica que perdió la visión tras recibir disparos de balines por parte de Carabineros en una de las manifestaciones en Plaza Dignidad. 

Uno de los tres editores, Manuel Délano, expresó lo siguiente sobre el trabajo: “¿Cómo podíamos cumplir nuestra misión de periodistas, de ser testigos de nuestro tiempo, sin escuchar el clamor que oíamos en las calles? Pronto no nos cupo duda. Una de las herramientas propias del periodismo, la fotografía, nos permitiría captar la riqueza del período que vivíamos”. El académico agregó que una foto tiene la capacidad de hacer inmortal un instante para congelarlo y transformarlo en eterno patrimonio para las generaciones futuras.   

Por su parte, el editor general de Catalonia, Arturo Infante, indicó que uno de los grandes aciertos de esta obra es que recorre el país entero durante el periodo que se retrató. Planteó también que cada foto tiene una narrativa valiosa.

Cabe destacar que el libro se puede encontrar en Catalonia y en version digital en Amazon.com