Local

En pleno Puerto Varas: Familia vive hace dos años sin agua

El Heraldo Austral

A raíz de la dramática situación que vivió la comunidad de Osorno por falta de agua por más de una semana, la familia Niklitschek Mödinger se decidió a hacer pública la situación que los aqueja: viven sin agua desde hace dos años.

 La familia Niklitschek Mödinger -matrimonio conformado por Rodrigo Niklitschek y Jennie Mödinger, más sus tres hijas y la madre de Jennie- viven en la Parcela Nº 13 de la Parcelación Newmann (ubicada a mano derecha subiendo por Gramado) en una parcela de 5 mil mts2. En el año 2017, Serviu les expropió 1.200 mts2 de su parcela 5 mil mts2, para hacer la calle de conexión de Villa Alta Esperanza con Gramado.

 Justo en la franja expropiada se encontraba el pozo de agua de la familia -el cual nunca se secaba y era agua de gran calidad- y, antes de empezar los trabajos de construcción de la calle de acceso, la familia Niklitschek Mödinger se reunió con representantes del Serviu, Constructora Baquedano que estaba a cargo de la construcción de las viviendas y representantes del Municipio que era la entidad patrocinante de los comités habitacionales, para acordar las medidas paliativas que se tomarían para evitar que la familia sufriera deterioros en su calidad de vida.

 En total se acordaron 14 obras de mitigación que llevaría a cabo la Constructora Baquedano, mandatada por el Serviu, que incluía la construcción de un nuevo pozo – con todas las obras que esto implica-, cierre perimetral, portón de acceso, traslado de poste de luz y confección de camino de acceso, todo por un valor de 318,72 UF.

 “Lo único que realmente hicieron bien -nos cuenta Rodrigo Niklitschek- fue el traslado del poste. No construyeron el pozo nuevo, el cierre perimetral que nos hicieron no llegó hasta el suelo en varias partes y se pasaron perros a la parcela que nos mataron dos patos y tres gatos. El portón de acceso que construyeron era demasiado angosto y lo dejaron cerrado y nunca nos pasaron la llave”.

 La familia Kiklitschek Mödinger señala que en su momento se generaron muchas reuniones donde participaron la Municipalidad, el Serviu y la Constructora Baquedano y en esas reuniones habían muchos compromisos, “y nos decían- cuenta Jennie: “no te preocupes vamos a hacer un caminito que es el camino que está actualmente, no te preocupes que vamos a cerrar no vas a quedar indefensa, no te preocupes con el tema del agua que acá va a llegar ESSAL porque va a tener agua potable toda la villa y vamos a estar la lado”, eso sí hay que decir que nunca lo aseguraron , “pero vamos a hacer todo lo que esté en nuestra mano para que tengas agua, ya sea trasladando este pozo o después ayudando a que con ESSAL les puedan dar agua potable”. Nos aseguraron suministro de agua a todo evento y han pasado dos años y no nos han traído si quiera una botella de agua. Pasaron la máquina y quedamos sin agua de inmediato y supusimos que al día siguiente iba a llegar un camión aljibe por lo menos, y desde esa fecha, nada ha pasado”.

Actualmente, Rodrigo tiene que traer agua desde un campo que tiene en Fresia y llenar un estanque que instalaron a la entrada de la casa, agua que sirve para la ducha y lavado de platos y ropa. El agua para beber y cocinar deben comprarla envasada.

 La familia Niklitschek Mödinger pidió a ESSAL que les entregara conexión de agua potable pero indicaron que está fuera del área de concesión de la empresa.

 Quien ha estado preocupado de esta situación y apoyando a la familia Niklitschek Mödinger ha sido el dirigente vecinal Jaime Sánchez, quien trabajó para conseguir que se construyera Villa La Esperanza y quien también vive en dicha población: “nadie merece estar sin agua, es terrible lo que está pasando con esta familia más aún cuando la conexión al agua potable está a 50 metros. Tienen tres niñas menores de edad y la madre de la señora Jennie vive con ella y lo han pasado muy mal. Espero que esta situación se solucione y puedan contar con agua potable pronto” señaló Jaime Sánchez.

 Cabe señalar que la Familia Niklitschek Mödinger interpuso un Recurso de Protección ante la Corte de Apelaciones de Puerto Montt en contra del Municipio de Puerto Varas, Serviu, Baquedano y ESSAL por perturbación y privación de derechos garantizados por la Constitución.

 Quisimos conversar con el Serviu respecto de este caso pero indicaron que el caso ya estaba judicializado y desde la Constructora Baquedano nos indicaron que debíamos hablar con el SERVIU, entidad que había encargado los trabajos de mejora en la parcela de familia afectada.