Local

Cooprinsem realizó Primer Curso de Inseminación Artificial exclusivo para mujeres

El Heraldo Austral El Heraldo Austral

Durante toda la pasada semana, Cooprinsem llevó a cabo el primer Curso de Inseminación Artificial en bovinos, exclusivo para mujeres. La actividad contó con 8 participantes que se dieron cita de manera teórica y práctica en la sala de reuniones del Centro de Laboratorios de la Cooperativa y en los fundos El Ciruelillo en Cancura, Los Hualles, ubicado en Purranque, y Fundo San German, en el sector Chan Chan, camino a Octay.

El curso tuvo una duración de 32 horas con jornada completa y su objetivo apuntó a que todo el personal que participa en el área productiva y reproductiva del rebaño, refresque su conocimiento en torno a la técnica de inseminación artificial y el manejo del semen, además de ahondar sobre las nuevas tecnologías del área reproductiva y la importancia de la detección de celo. Dentro de los tópicos que se reforzaron en estas jornadas, estuvieron los de anatomía reproductiva, almacenamiento y manejo correcto del semen congelado bovino, métodos de detección, descongelación y técnicas de recto vaginal.

Este espacio de aprendizaje estuvo a cargo de Rodrigo Catalán, Jefe Técnico de Inseminadores y Coordinador Técnico en Cursos de Inseminación Artificial de la Cooperativa, quien comentó que “como Cooprinsem, y siguiendo con la senda de ser líder en tecnología e innovación, creamos este tipo de jornadas para perfeccionar por primera vez a los trabajadoras del sector, con el objetivo de tener un punto de inicio que lleve a muy buenos resultados”.

De igual manera, el profesional apuntó a que “la intención fue principalmente mostrarles a ellas, que si bien hace mucho se han incorporado a este rubro, que este es un proceso que ellas perfectamente pueden ejecutar. Por mucho tiempo se había pensado que esto era una técnica que sólo podían aplicar los varones, asociada esta teoría principalmente porque se pensaba que era un trabajo que requería fuerza o enfrentarse sin miedo a la vaca dentro del proceso. Con el tiempo descubrimos que esto no era tan así. Las mujeres han demostrado ser altamente capaces, con muy buenos resultados y ha quedado en claro en este curso, que han logrado desarrollar este tipo de procedimientos de manera excepcional”.

Finalmente la médico veterinario, Paulina Jaramillo, comentó que “este perfeccionamiento fue muy importante para este grupo que se formó, ya que nos ayudó a ganar esa confianza para poder desenvolvernos mucho mejor en este rubro y reforzar nuevos conocimientos para ejecutarlos en nuestra labores diarias. Además, es muy necesario tener la oportunidad de poder participar en estas actividades y que Cooprinsem sea un pionero en realizarlas, nos parece excelente, ya que llevamos a terreno todo lo que nos entregan de manera inmediata”.