Local

Comentario Literario de Manuel Gallegos Abarca, escritor: Abril, Lluvias y Libros Mil, Homenaje al escritor Héctor Hidalgo González

El Heraldo Austral

Tres hechos significativos justifican que abril sea considerado el mes de los libros, primero, el 02 se celebra el Día Internacional del Libro Infantil en memoria del escritor danés Hans Christian Andersen, autor de El Patito Feo entre muchos otros cuentos, fecha propuesta en 1967 por IBBY, la Organización Internacional del Libro Infantil y Juvenil, de la cual nuestro país posee también una filial; el segundo hecho es el natalicio de Gabriela Mistral, el primer Premio Nobel de Literatura para Chile, nacida el 07 de abril de 1889, y por último el 23 de abril oficializado por UNESCO como Día Mundial del Libro y el Derecho de Autor en memoria de tres grandes de la literatura universal, William Shakespeare, Miguel de Cervantes y Saavedra y el Inca Garcilaso de la Vega,  por haber nacido y/o fallecido los tres entorno a dicha  fecha.

En este marco, quien suscribe junto a la Profesora y Directora de Teatro para niños Flora Bahamonde González, coordinadores de la Feria del Libro Infantil y Juvenil realizada durante siete años en Puerto Varas patrocinada por IBBY-Chile y el municipio local, hoy desean rendir un sencillo homenaje difundiendo la vida y obra del escritor chileno Héctor Hidalgo González, quien falleciera recientemente en Santiago a causa de un silencioso y repentino cáncer, manifestando públicamente en primer lugar a la familia, nuestras sentidas condolencias.

La pasión de maravillar el alma infanto-juvenil a través de la magia de las palabras, condujo a Héctor Hidalgo  descubrir su talento creativo al escribir su primer libro: "La reunión de las vocales", obra dramática para niños publicada por Editorial Norma en 1992. Luego, de su fértil imaginación surgieron los siguientes libros editados en Chile y algunos en el extranjero: La Mujer de Goma; Cuentos Mágicos del Sur del Mundo; Los Gatos de Venecia y otros Cuentos; La pajarera de Samuel Encino; El piano de Neruda y otros Cuentos; El regreso de la Mujer de Goma; Receta para espantar la tristeza; Un diálogo pendiente; Los guantes del rey Joaquín; El Pino de la colina y otros cuentos; Piratas del Internet; La Pepita de Zapallo; Calatayud; El Vendedor de Lluvias; La Laguna de los Coipos; Un zorzal llamó a la ventana, entre otros. El escritor en sus visitas a nuestra provincia también realizó talleres y conferencias a docentes, considerando que el Ministerio de Educación incorporó al currículum escolar sus libros, los que son leídos en escuelas y colegios de todo el país.

Héctor Hidalgo González nació el 25 de junio de 1947 en San Fernando, donde estudió en la ex Escuela Superior de Hombres N°1, actual Escuela Jorge Muñoz Silva y en el Liceo Neandro Schilling. Se titula de Bibliotecólogo en la Universidad de Chile y ejerce 18 años en la Scuola Italiana de Santiago. Obtiene un Magister en Pedagogía Universitaria y se especializa en Edición Profesional de Libros. Trabaja en la Escuela de Bibliotecología y Documentación de la UTEM y docente de literatura infantil en diversas universidades; Director Editorial de la Colección Infantil Juvenil Arrayán; MN Editorial, Gerente de Desarrollo Editorial y Director colecciones literarias “La Buena Letra” y “Alamar”. También crea cuentos para adultos y es editor y redactor de la revista quincenal de novela negra y policial A tiro limpio; La Negra, y Tres miradas en la noche. Crónica negra de Santiago. Trabaja en RIL Editores-Santiago y finalmente opta por ser editor independiente. Recibe el Primer Premio del Consejo Nacional del Libro y la Lectura por su obra “Los gatos de Venecia y otros cuentos”. Paralelamente integra por muchos años IBBY-Chile y fue su presidente (1998-1999). Esta sección chilena de IBBY fue fundada en 1964 por Marcela Paz e integrada luego por destacados escritores con quienes compartió la hermosa labor de difundir y fortalecer la literatura infantil y juvenil en todo el país durante la presidencia de la escritora Lucía Gevert, quien logró editar la valiosa Revista Colibrí difundida en todas las escuelas del país, junto a varias bellas antologías de obras de los escritores de IBBY-Chile. Hoy, la institución es presidida por Constanza Mekis.

El distinguido investigador y escritor de literatura para niños y jóvenes en Chile, Manuel Peña Muñoz, en su libro Historia de la Literatura Infantil en América Latina, Fundación SM, España, 2009, escribe “Uno de los autores más destacados de cuentos para niños es Héctor Hidalgo” e incluye el siguiente testimonio del escritor: “En mis libros conviven los animales que hacen defensa de la naturaleza y que son buenos amigos de las personas, los árboles que hablan y despliegan una gran generosidad, las mujeres que se estiran mágicamente, los hombres que cuidan de los pájaros o los que se sumergen en la espesura de los bosques del sur y se transforman en elementos de la naturaleza; también hay mineros soñadores que persiguen pájaros fabulosos en la noche limpia del desierto nortino; o los personajes de la literatura que reclaman porque ya no los lee nadie y así no viven, y tantos otros que me acompañan y que también lo hacen con los niños y los jóvenes”. Y  en 1995 Héctor Hidalgo expresa en el diario El Austral de Valdivia: “La escritura no debe ser un artificio retórico, sino un trasunto del ser, de la identidad de la persona que está escribiendo. Yo podría hacer piezas literarias complejas, pero no lo hago porque para mí la escritura es un mundo personal, una visión basada en la palabra. La literatura es un arte, donde los contenidos son secundarios no así las formas.”

Quien firma este modesto homenaje al compañero de ruta y amigo, confiesa su infinito agradecimiento por la rigurosidad en su oficio literario, su sabiduría y amabilidad; poseedor de ese don natural del buen Maestro, creativo, sensible, cariñoso, humilde y generoso de sus saberes. Héctor Hidalgo nos ha dejado sus hermosos libros que los niños, jóvenes y también los adultos seguirán leyendo, de modo que su persona permanecerá viva en cada vuelta de página. Hoy, nos parece oírlo, alentándonos a no olvidar dos estrofas de su único libro de poesías para niños Receta para espantar la tristeza: -“Medio kilo de recuerdos, /dos tazones de amistad, /más polvillo de ilusión/con cascaritas de bondad.” y “Para que tome su color, / revuelve mientras cantas, / porque al primer hervor/ ya las tristezas espantas.”