Local

A pesar de aumento de casos positivos de Covid-19: Autoridades descartan por el momento decretar cuarentena en Puerto Varas

El Heraldo Austral

Muchos han sido los rumores de una posible cuarentena en Puerto Varas en los últimos días debido al aumento de casos positivos de Covid-19, sin embargo, la declaración de cuarentena de una comuna considera otras variables, además del aumento de casos, por lo cual, por el momento, no se decretaría cuarentena en Puerto Varas.

Es decir, a pesar del aumento de casos en la comuna de Puerto Varas, la tasa de incidencia, es decir del número de casos por 100 mil habitantes, sigue siendo más baja que otras comunas de la región. En Puerto Varas, la tasa de incidencia es de 139, y en comunas como Puerto Octay es de 176.06, Llanquihue de 230.92, Fresia tiene una tasa de 205,44 y Puerto Montt de 164.07.

Además, Puerto Varas cuenta con una infraestructura de salud primaria mucho más robusta que otras comunas más pequeñas, al contar con un Cesfam, SAR y una clínica privada.

La Seremi de Salud de la región de Los Lagos, Scarlett Molt, señaló sobre al aumento de casos en Puerto Varas y el aumento de la movilidad que se ha visto en la ciudad de las rosas que “… estamos vigilando la situación que ocurre en Puerto Varas. El Ministerio de Obras Públicas nos ha entregado los datos de movilidad y en Puerto Varas, la movilidad de la comuna de Puerto Montt no es la que la está afectando. Cuando nos entregan las cifras de los peajes que se encuentran al sur y al norte, hemos visto que en el peaje del sur hay una disminución de la movilidad, no así en el ingreso a través del peaje del norte. Por lo tanto, el problema de la movilidad no es de la gente que vive en la comuna de Puerto Montt”.

“Hoy día Puerto Varas tiene una tasa de prevalencia puntual que es más baja que otras comunas como el mismo Puerto Montt, como es Fresia, Frutillar, Llanquihue, y no hay que perder de vista que cada comuna tiene su realidad y sus entornos y sus debilidades, principalmente, respecto de la red de salud. Por eso que hoy día (ayer) está el equipo del Servicio de Salud del Reloncaví haciendo el testeo en Fresia, donde tenemos una tasa de incidencia de más de 205, 44 por 100 mil habitantes, y es una comunidad tan pequeña que no tiene la misma infraestructura que pudiera tener una comuna más grande”.

Puerto Varas, hasta la jornada de ayer, tenía 229 casos Covid-19 acumulados, con 76 de estos activos y 153 personas recuperadas, habiendo 2 pacientes hospitalizados y 5 en Residencia Sanitaria.

En cuanto al testeo masivo, se han realizado 1401 exámenes con 10 casos positivos. En el día de hoy, el móvil de testeos estará en Población del Sur.

 

Un llamado a la responsabilidad individual en el control de la pandemia

El Director del Servicio de Salud del Reloncaví, Jorge Tagle, informó respecto de la situación de la salud primaria en Puerto Varas: “El aumento de casos Covid positivo en Puerto Varas no ha significado, hasta el momento, una presión asistencial para los sistemas de salud, tanto en el nivel de atención primaria SAR, Cesfam, Clínica de Puerto Varas y Hospital de Puerto Montt. Ahora bien, la explicación de esto es que la estrategia activa de búsqueda de casos y testeo inteligente tiene como principal objetivo poder detectar en personas asintomáticas los casos Covid positivo y, precisamente, en Puerto Varas estamos desarrollando, junto al departamento de salud municipal, una estrategia para poder hacer tests en distintos grupos y detectar la presencia de covid para tomar las medidas sanitarias correspondientes y evitar la expansión de la pandemia en la comuna”.

“Sin embargo, la situación es preocupante. Evidentemente el aumento de casos puede convertirse en un aumento en la presión asistencial sobre los sistemas de salud y, por eso, insistimos en el llamado a la ciudadanía de Puerto Varas a recobrar el valor del comportamiento y responsabilidad individual en el control de la pandemia. Si no hay voluntad de las personas de cuidarse y cuidar a los demás, el control de la pandemia cobra mucho riesgo de perder la capacidad de mantener el ritmo que tiene hasta el momento y que nos ha permitido en forma segura responder a lo que la pandemia ha significado en términos de necesidad de camas y de camas críticas principalmente”.