Educación

Contador Auditor: Carrera con alta empleabilidad y poder de autonomía

El Heraldo Austral

Las remuneraciones desde el tercer año de egreso sobrepasan el millón de pesos en el caso de Contador Auditor, según el portal www.mifuturo.cl del Ministerio de Educación. 

Autonomía y libertad, esas son dos de las más importantes características que ofrece la carrera Contador Auditor impartida por el Instituto Profesional Santo Tomás de Puerto Montt.

“Este tipo de carreras proporciona al profesional, una autonomía y poder de decisión, ya que puede elegir si quiere trabajar en una empresa o por cuenta propia, de manera independiente, pudiendo organizar de mejor manera sus tareas y gestión de tiempos y, de paso, no satura el mercado laboral”, explica al respecto Jaime Halabi, jefe de carrera Contador Auditor en sede Puerto Montt.

Sin embargo, la autonomía no es el único atributo que hacen interesantes a esta carrera. Según el portal www.mifuturo.cl, dependiente del Ministerio de Educación (Mineduc), un Contador Auditor posee un sueldo atractivo y altos porcentajes de empleabilidad al primer año de egreso.

Desarrollo

Es importante consignar que los profesionales de esta carrera pueden desempeñarse en diferentes empresas y organizaciones, así como también en el sector público, en dependencias estatales, empresas privadas, instituciones académicas y, por supuesto, ser consultores independientes.

Dentro de las labores a realizar, se destaca el manejo de cuentas y presupuesto de una empresa u organización, gestión de las inversiones y su debido análisis, realizar labores en áreas de control de costos y gastos, gestión y planificación, puede también trabajar en el pago de impuestos y obligaciones que toda empresa debe retribuir al Estado, entre otras materias. Aunque en un comienzo estos profesionales realizan labores más administrativas, con el tiempo es factible alcanzar puestos de alto rango.

Sello Santo Tomás

Cabe destacar que la estructura curricular está orientada a no solo fomentar las competencias técnicas que deben tener los profesionales del área, sino que también fomenta las competencias de empleabilidad que son necesarias en el mercado laboral. Estas competencias de empleabilidad, como iniciativa y propósito, adaptación al cambio, tolerancia a la frustración, empatía y orientación de servicio, son esenciales a la hora de estimular la autogestión y facilitar los emprendimientos y proyectos personales de cada estudiante.