• 06 de Febrero

Sugeridos:


En los últimos años y debido a la contaminación de las aguas de la bahía de Puerto Varas, se comenzaron a realizar varias pesquisas respecto de las fuentes de contaminación del lago, por lo cual, se han llevado a cabo por parte de la sanitaria varios proyectos destinados a evitar este tipo de fenómenos, y también se realizó un levantamiento de los hogares en el sector urbano de Puerto Varas que aún se encuentran sin una solución sanitaria, llegando a la cifra de 270 viviendas en cuatro sectores de la ciudad que carecen de servicios sanitarios. Éstos son Monte Calvario, Santa Teresita, Molino Machmar y Los Apeninos.

Es así como el alcalde Tomás Gárate anunció que el municipio está trabajando en proyectos sanitarios para estas viviendas y señaló “es una situación que se arrastra por décadas y que genera un riesgo sanitario, por lo tanto, hemos priorizado a estas familias en una serie de proyectos de alcantarillado y extensión de redes de agua potable”.

Según se detalló, el municipio ya cuenta con diseños de los proyectos para esas cuatro zonas, los que serán postulados prontamente al Programa de Mejoramiento de Barrios de la Subdere, con el fin de obtener financiamiento para su ejecución durante el año 2023. “Confiamos en contar con el apoyo de los organismos involucrados dado que se trata de condiciones mínimas que son fundamentales para nuestras familias”, dijo Gárate.

El alcalde, manifestó que la situación más preocupante y que da cuenta de una postergación de años es la que enfrentan una veintena de familias de Monte Calvario.   “Además del riesgo sanitario de esta villa, algunas familias no cuentan aún con la posesión efectiva de sus terrenos. Nosotros ya tenemos el diseño de un sistema de alcantarillado listo y autorizado por la autoridad sanitaria y EFE, por lo que necesitamos que el particular regularice esa situación para postular el proyecto y comenzar su ejecución”. En ese sentido, se indicó que las características del terreno hacen compleja la evacuación de los pozos negros existentes, por lo que se hace urgente avanzar en una solución definitiva.

“Una vez que se subsane este impedimento legal vamos a concretar una solución definitiva de colectores para las familias que habitan el sector, que nunca han contado con los servicios básicos, han vivido décadas de postergación, pero que de la mano de los equipos técnicos de nuestro municipio y con nuestra decisión y compromiso, van a poder contar con una solución definitiva y mejorar las precarias condiciones en las que han habitado por años”, concluyó.