Actualidad

¿Son efectivas las recetas artesanales de alcohol gel?

El Heraldo Austral

Ante la escasez de este producto en el comercio establecido, en las redes sociales han proliferado recetas para que las personas puedan elaborar su propia solución desinfectante desde sus hogares, pero ¿qué tan eficaces resultan?

Al igual que los aerosoles desinfectantes y jabones líquidos, el alcohol gel es uno de los productos más buscados por la población, aún cuando la mayor parte de los supermercados e incluso farmacias advierten que se encuentran agotados.

En esta esta situación, numerosas recetas han proliferado en las redes sociales para que cada uno pueda elaborar su propio alcohol gel. Una solución de agua, glicerina y alcohol serían la clave para crear un producto que hoy muchos quieren poseer. La pregunta que surge: ¿sirve realmente?

“Sirve como inactivador del virus, pero no como removedor del mismo. Con esta mezcla de sustancias, la glicerina funciona como un hidratante de la piel y el alcohol con agua genera una mezcla desinfectante, pero no es un jabón propiamente tal, por lo que no tiene propiedades tensoactivas, y eso es lo que define a un jabón, algo que pueda arrastrar la suciedad”, explicó Javier Campanini, académico de Química y Farmacia de la Universidad San Sebastián.

De acuerdo a la directora de la misma carrera, Marión Chávez, es importante tener precaución con las indicaciones que aparecen en redes sociales. “No se trata de mezclar los ingredientes que muestran los videos en youtube o las recetas digitales que circulan en Facebook, pues éstos deben realizarse con una medida exacta, de lo contrario serán ineficientes y sólo generarán un efecto placebo”, advierte.

 

Higiene constante

Por lo mismo, de acuerdo al profesional, es importante lo que han dicho las autoridades respecto al lavado de manos. “Se ha demostrado una mayor efectividad un buen lavado de manos, con jabón y con una buena técnica, no el típico lavado de 5 a 10 segundos como tiende a hacerse comunmente”, puntualizó.

En virtud de lo anterior, Campanini recomienda tener cuidado con los ingredientes en la elaboración de un agente antiséptico como el alcohol gel y el jabón artesanales, pues “por una parte es algo complejo de realizar – en el caso del jabón tradicional- pero por otra, si no se hace bien, puede ser una solución dañina para la piel”, advierte.

Por eso es que de adquirir un producto, el jabón es clave; y ojalá con dispensador, pues el jabón en barra tiende a ser manipulado por varias manos, por lo que de alguna u otra manera también puede impregnarse de posibles agentes patógenos.

De todas formas, el uso de alcohol gel puede ser una alternativa cuando no existe la posibilidad de recurrir al agua y jabón. Es importante indicar que la proporción de alcohol que debe traer el preparado es de un 60% o mayor, información que se puede observar en el mismo envase.