Actualidad

Debido al frío y la contaminación: Las otras infecciones respiratorias que afectan a los niños esta temporada

El Heraldo Austral

El uso de mascarillas, las medidas de higiene y el distanciamiento físico han provocado que los virus respiratorios típicos estén más contenidos. “Esto no quiere decir que no anden circulando”, señala infectóloga pediátrica.  

Estamos atravesando los días más fríos de esta temporada de invierno, lo que coincide con más contaminación en el ambiente por la mala ventilación y la falta de lluvias. Este escenario hace propicio que los niños y niñas contraigan virus respiratorios, quienes pueden cursar infecciones leves o más complejas 

Esto ocurre porque “la contaminación irrita la vía respiratoria y es más fácil para los virus penetrar la mucosa y causar una infección. Los cambios de temperatura también contribuyen, ya que afectan a nuestras células de la mucosa nasal que contienen cilios, que son como pequeños pelitos que evitan la entrada de patógenos. Con las temperaturas más frías estos cilios se paralizan y facilitan el ingreso de estos agentes infecciosos”, detalla Loreto Twele, infectóloga pediátrica y académica de la Universidad San Sebastián.  

En lo que va de la temporada, y pese a la disminución de agentes infecciosos por las medidas anti-covid, se han visto niños con cuadros de adenovirus, virus respiratorio sincicial y para influenza. “Es importante que la comunidad, padres y adultos responsables cuiden a los niños para que no se enfermen, evitando cambios bruscos de temperatura y abrigándolos adecuadamente. La emergencia sanitaria nos exige aún más en este sentido”, recalca la facultativa.  

Padres ¿A qué estar atentos? 

A síntomas permanentes o que van en aumento, tales como estornudos, mucosidad nasal, tos, dificultad respiratoria, fiebre, inapetencia, vómitos y diarrea, todos ellos, signos frecuentes de infecciones respiratorias. “No nos olvidemos que los virus respiratorios producen muchas inflamaciones a la vez: rinitis, faringitis, laringitis y bronquitis. Estos suelen aparecer todos juntos ya que los virus producen la infamación de muchas mucosas a la par. Por lo tanto, si tenemos varios síntomas concomitantes, podemos estar en presencia de un virus respiratorio”, explica Twele.  

La gran mayoría de los cuadros respiratorios leves, es decir, rinitis, faringitis o bronquitis, pueden ser tratados en la casa con antinflamatorias y abundante líquido, pero siempre posterior a una consulta médica en la que se evalúe el estado del niño.  

“Cuando los síntomas respiratorios van en aumento, son persistentes y se asocian con fiebre, es necesario ir al médico para hacer una inspección clínica y realizar PCR, así se descarta una neumonía asociada a un cuadro de Covid”.  

La especialista enfatiza que, en esta etapa de la pandemia, es difícil poder descifrar solamente con la evaluación clínica cuando se trata de un resfrío o un Covid. “El llamado es a consultar y a realizarse los estudios correspondientes para no poner en riesgo a otras personas e infectarlos”, concluye.