Actualidad

¿Cómo diferenciar un resfrío de la alergia?

El Heraldo Austral

Aunque ambas condiciones tienen síntomas en común, especialistas explican el origen de cada una éstas y qué las distingue.

Llega septiembre y con ello la temporada de alergias, una de las enfermedades más comunes en el mundo, según La Organización Mundial de la Salud (OMS). Alrededor del 40% de la población padece esta patología, sin embargo, no es diagnosticada con facilidad, ya que, frecuentemente, se confunde con el resfrío común.

  “Los alérgicos desarrollan una respuesta inmunológica exagerada a ciertas sustancias, o sea la respuesta inmune  normal nos defiende de agresores externos , pero cuando esto se produce por cosas inofensivas pasa a ser una enfermedad como es la alergia, y el polen junto con el polvo, la caspa de animales , pelo de animales y otros sustancias tienen capacidad de gatillar en algunas persona una respuesta de alergia cuando se contacta con  la mucosa nasal( rinitis), los bronquios ( asma ), conjuntiva de los ojos( conjuntivitis), parpados (blefaritis), piel (dermatitis) etc.

Síntomas

Alergia

  • Mucosidad y congestión nasal.
  • Estornudos y prurito nasal (picor).
  • Picazón en la garganta.
  • Comezón de la piel.
  • En algunos casos lagrimeo y enrojecimiento ocular.
  • Se repite todos los años en la misma época.
  • Líquido transparente en la nariz.

Resfrío                                                                         
   
  • Mucosidad y congestión nasal.                                       
  • Estornudos.                                                     
  • Dolores musculares.
  • Tos con flema.
  • En algunos casos fiebre.
  • Secreción amarilla o verde en la nariz.
  Los síntomas son variados, dependiendo del tipo de alergia. “En el caso de la rinoconjuntivitis alérgica, habrá mucosidad y prurito nasal, estornudos y congestión nasal. Si además existe una conjuntivitis, esta se caracteriza por lagrimeo, enrojecimiento y prurito oculares”, sostiene el Dr. Emilio Álvarez-Cuesta, alergólogo de Clínica Dávila.

  Las alergias son estacionales cuando el agente alergeno se presenta siempre en una época del año, por ejemplo, al momento de la polinización de árboles, gramíneas (pastos) y malezas. Pero hay personas que presentan síntomas alérgicos todo el año, ya que existen alergenos relacionados a los ácaros, polvo, entre otros.
  Según el Dr. Álvaro Melys, inmunólogo de Vidaintegra, “el resfrío tiene una duración limitada y, generalmente, dura alrededor de 7 días. A diferencia de la alergia respiratoria que puede durar toda una estación o dar síntomas permanentes”. Es por esto que, a la hora de diferenciar ambas patologías, se debe toma en cuenta si los síntomas se repiten de la misma manera, año a año, durante épocas como la primavera.

Aumento y prolongación de alergias

  Durante las últimas décadas, el cambio climático ha ocasionado cambios de temperatura en las distintas estaciones, situación que ha aumentado la incidencia de esta patología, según los expertos. “Actualmente, existen más personas con alergia y, se cree que es por la exposición a más sustancias contaminantes y el calentamiento global, lo cual hace que aumente el polen”, señala la dermatóloga de la Clínica Ciudad del Mar, la Dra. Carmen Gloria Fuentes.

  No obstante, la Doctora María Angélica Marinovic, inmunóloga de Clínica Santa María, agrega que existen otros factores que influyen en el aumento de este padecimiento. “Hay distintas hipótesis de este aumento, una es la teoría de la higiene. Los países desarrollados son más higiénicos y por lo tanto hay menor exposición a microorganismos. El sistema inmune en vez de reconocer a estos reacciona en forma exagerada a sustancias inocuas, como, por ejemplo, los pólenes”, afirma.

¿La alergia se puede convertir en un resfrío?

  A pesar de tener síntomas similares, las alergias no pueden convertirse en un resfrío, sin embargo, si no está bien tratada puede desarrollar otro tipo de infecciones tanto virales como bacterianas. Para el Dr. Emilio Álvarez-Cuesta, alergólogo de Clínica Dávila, “las condiciones de inflamación nasal y acumulación de secreciones, en pacientes que no reciben un adecuado tratamiento, pueden generar cuadros de sinusitis agudas o crónicas, más que de resfríos propiamente tal”.

Precauciones

  Es importante acudir a un especialista si los síntomas en ambas enfermedades aumentan o se prolongan por mucho tiempo. Pues así, según los especialistas, se indicará el tratamiento farmacológico más adecuado, para ver sus posibilidades de Inmunoterapia alergénica, y así en el futuro pueda disminuir sus síntomas y el consumo de medicamentos, mejorar su calidad de vida, y disminuir las posibilidades de desarrollar asma.