Tendencias

Ministro del Medio Ambiente Marcelo Mena: “Situación del lago Llanquihue es totalmente reversible”

El Heraldo Austral

En su visita ayer al sector donde se emplaza la planta elevadora de ESSAL y el aliviadero de tormenta en Puerto Varas, el Ministro del Medio Ambiente, Marcelo Mena, aseguró que la situación que sufre el lago Llanquihue por descargas de aguas servidas puede ser revertida.

Las afirmaciones las formuló en compañía de autoridades regionales y comunales, quienes en conjunto dialogaron al borde del lago sobre los trabajos que desarrolla la empresa sanitaria ESSAL, además de reafirmar el compromiso que adquirieron diversos servicios públicos y el Municipio para dar solución definitiva a la problemática.

El Ministro Mena se mostró optimista a que el trabajo realizado en torno a la mesa técnica rinda frutos en el corto plazo para revertir la situación del lago: “Esto es completamente reversible, fue una problemática puntual y con estas condiciones que se han trabajado con la comunidad, con los servicios del Estado y con ESSAL, yo estoy convencido que las inversiones van a evitar que este tipo de situaciones empeore, más bien revirtamos y que el lago Llanquihue tenga la calidad que requiere a la identidad turística que tiene ”, expresó el ministro.

El Ministro Mena fue enfático en expresar que ha habido un trabajo permanente de los distintos órganos del Estado desde que comenzaron las denuncias ciudadanas en torno a las descargas de aguas servidas al lago Llanquihue en el sector de Puerto Varas: “Hoy día estamos trabajando hace más de seis meses una mesa, esto empezó en febrero, por lo tanto esto es el resultado de un trabajo que ha sido permanente y no necesariamente dependiendo de las contingencias y denuncias porque es este tema fue detectado por el Ministerio del Medio Ambiente y el Municipio en febrero, por lo tanto, si hubiéramos constituido recién la mesa podría pensar que estaríamos a destiempo, pero este es un trabajo permanente que se ha llevado a cabo por servicios del Estado que está dando soluciones que son estructurales y no paliativas”, argumentó.

En esa misma línea, el intendente Leonardo de la Prida destacó el trabajo intersectorial que ha redundado en acciones de la sanitaria para cambiar la situación que afecta al lago: “Aquí ha habido un trabajo mancomunado de todos, partiendo por el Municipio de Puerto Varas que ha sido persistente y claro en su exigencia para mejorar la calidad medioambiental del lago, y por otra parte, que la empresa ESSAL…() ha dado respuesta iniciando trabajos, hoy día tenemos a la vista las maquinarias dispuestas por la empresa haciendo trabajos para mejorar la capacidad elevatoria, la capacidad de bombeo de estas aguas, y por otra parte, vamos a trabajar en el sector de Puerto Chico para que se asegure que no hayan vertimientos de aguas lluvia en periodo de exigencia”, expresó.

Por su parte, el alcalde de Puerto Varas, Ramón Bahamonde, llamó a la calma a turistas y vecinos de Puerto Varas, ante las medidas que se han tomado frente a las descargas: “Esperamos, todos en su conjunto, que la respuesta favorable que esperan los vecinos esté ya dispuesta dentro de los próximos 90 días para así comenzar a disfrutar el lago Llanquihue en su entorno, como también decir que el punto afectado nunca ha sido un área de bañistas, producto que siempre se han tenido las precauciones respecto a que habían convenios de aliviadero”, aseguró.