Opinión

OPINIÓN: ¡Congestión en Puerto Varas!

El Heraldo Austral

Hace algunos años se usaba el “moto”: ¡Arránquese a Puerto Varas! Como promoción turística.

Dado que esta era, una ciudad tranquila, en donde predominaba el verde en parques arboledas y plazas. No había edificios disonantes. (Como el monstruoso murallón blanco que corta desde la plaza central, la visual al paisaje constituido por los volcanes y el lago). No había congestión vehicular ni angustiosa búsqueda de estacionamientos.

El moto era válido, especialmente para habitantes de ciudades congestionadas y ruidosas como Santiago y otras muchas más. Pero con el transcurso del tiempo, la falta de visión a futuro y adecuada planificación. Ahora habría que poner el moto de ¡Arránquese DE Puerto Varas!

Porque la verdad es que actualmente nosotros, los habitantes de esta ciudad, estamos cansados y agobiados de vivir en esta desarmonía.

Y he aquí que dentro de las circunstancias en que vivimos aparece un “Proyecto Estrella”. Que es como proponer limpiar una sucia piscina con barro y heces. Me refiero al famoso (famoso por lo incongruente) proyecto de instalar estacionamientos subterráneos en el centro.

1º. Incongruente porque la capa freática del lago penetra en la zona propuesta. No está lo suficientemente alejada ni elevada respecto a la superficie del lago.

2º. Incongruente porque el deslizamiento de las aguas lluvias corta perpendicularmente la zona propuesta. Dado que el centro de Puerto Varas está en la porción distal, de esta especie de embudo abierto que conforma la cuenca.

3º.I ncongruente porque no soluciona en nada la congestión vehicular del centro. Imagínense los vehículos haciendo cola en el centro para estacionarse. Un centro que supuestamente queremos descongestionar.

Las primeras dos razones hacen más difícil o más cara la mantención de un estacionamiento seco.

Desestabilizan las construcciones de la superficie por encima. (O acaso en Chile no tenemos temblores) Por último obstaculiza la posible construcción de un viaducto subterráneo norte-sur, y/o este-oeste para que los vehículos crucen por debajo del centro, a futuro. Centro que en definitiva se supone que lo queremos peatonal.                                                                                                  

En cuanto a la tercera razón. Los estacionamientos los deberíamos hacer en la “segunda terraza”. Una idea adecuada es hacerlos precisamente subterráneos, para que no se constituyan en nuevas moles antiestéticas. En esa zona se pueden profundizar mucho con gran capacidad para estacionar muchos vehículos. Por encima estarían recubiertos por jardines. Un lugar en que esto es factible lo constituye la zona de la estación de ferrocarriles hacia poniente, bajo la antigua cancha de tenis. Los estacionamientos serían subterráneos y por encima se reubicarían los jardines. Estaríamos matando dos pájaros de un tiro. Extraer los vehículos del centro y mantener el glorioso verde.

        

Dr. Eduardo Hitschfeld L.