Opinión

Comentario cultural Manuel Gallegos Abarca, escritor: Exitosa Bajada del Telón 2018

El Heraldo Austral

La Fundación Educanto y Hotel El Greco de Puerto Varas concluyeron su programa de difusión artística con dos excelentes conciertos de fin de año. El primero dedicado a recordar famosos villancicos y temas afines de connotados compositores interpretados por la soprano nacional Carolina Muñoz Coloma, recientemente distinguida por la Academia Chilena de las Artes con el “Premio de las Artes Musicales Domingo Santa Cruz”, por su “gran capacidad interpretativa y su labor de difusión de obras chilenas, tanto en el país como en el extranjero”, de acuerdo al  fundamento de la citada institución al recibir de manos de la Sra. Carmen Luisa Letelier, Premio Nacional de Arte mención Música. El público puertovarino ovacionó a la artista que con su bella voz, fuerza y sorprendentes matices los condujo a altos niveles de goce estético, recibiendo un entusiasta y largo aplauso junto a quien la acompañó magistralmente al piano, el compositor e intérprete norteamericano Edghar Gertain, profesor del Colegio American School de Puerto Montt.

En la ocasión tres niños violinistas abrieron el concierto: Linda, Magda y Theodor, dirigidos por su padre Dimitri Vilister, interpretaron con precisión dos breves obras clásicas que arrancaron entusiastas aplausos por su meritorio logro musical y sorprendente dominio de sus instrumentos.

Al día siguiente en la misma acogedora y pequeña sala del Hotel El Greco, se estrenaron dos  óperas de cámara, la primera: “Ajedrez” del compositor chileno Gustavo Barrientos, residente por más de una década en Puerto Varas, Licenciado en Música de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Magister en Artes en la Universidad de Chile y Doctorado en Música en la Pontificia Universidad Católica Argentina Santa María de los Buenos Aires. Forjador de la orquesta de niños de escuelas rurales de la comuna lacustre y desarrollando en especial en la Fundación  Educanto  la creatividad en niños, jóvenes y adultos, alentándolos a componer sus propias obras, lo que distingue y trasciende su labor formativa de otros maestros. Exdirector de la Academia de Arte Contemporáneo de la Universidad de los Lagos de Osorno, y desde hace unos meses establecido  en Paris, Francia, donde dirige talleres de música y prepara el estreno de algunas de sus obras, entre las que figuran estas dos últimas creaciones.

 “Ajedrez”, protagonizada por la soprano Carolina Muñoz Coloma, interpretó el rol de la dueña de un pequeño bar, donde atiende en una mesa a dos jóvenes ajedrecistas interpretados por Akzhtan y Aldhana Barrientos, integrándose a la historia y a la ejecución musical creada e interpretada al piano por Gustavo Barrientos Beltrán, tanto por medio de sus teclas como en el interior del piano pulsando las cuerdas y golpeando las maderas en coherencia a su propuesta creativa contemporánea, la que se observa en la partitura escrita en grandes hojas dispuestas sobre el piano, con una gráfica diferente a la tradicional o clásica. La soprano Carolina Muñoz, a través del diálogo hablado y cantado narra la historia de su vida y reflexiona de acuerdo a las piezas que los jugadores mueven, ganan o pierden. El compositor creó “Ajedrez” a partir de una metodología que denominó “Diálogo Escucha”, la  que constituyó el fundamento de su tesis doctoral, basada en el principio de la imitación, razón por lo que su partitura sólo informa a los artistas las coordinaciones pero no alturas fijas, las cuales son elegidas o imitadas solo en el momento en que los músicos  ejecutan la obra. En la citada ópera, las piezas de ajedrez que el jugador gana, determinan el texto que se canta y la dirección melódica tanto del piano como del canto. La ejecución de la ópera, sus cambios y medios de expresión poco convencionales, sus variadas formas rítmicas, altos y bajos, significó múltiples exigencias vocales para la soprano y gran coherencia del trabajo grupal, que  atraparon al público que rodeaba la acción en el espacio íntimo de la sala del Hotel Greco, tan distinto del espacio público-escenario de las salas para la opera tradicional, concluyendo finalmente en entusiastas aplausos.

La segunda ópera "Historia de una Isla", basada en el cuento de Beatriz Santos, esposa del compositor Barrientos, que lo escribiera hace diez años como un regalo a su esposo, quien lo guardó hasta encontrar la forma musical acorde a sus concepciones creativas actuales. De este modo, su ejecución explora el estilo musical ancestral modal pero con una nueva mirada, donde prevalece el sentido del juego y complementa la narración en un marco de un sistema multimedial audiovisual, que le permite la interacción en tiempo real con la historia, a través del cambio que provocan en las imágenes las acciones musicales, a las cuales la carismática actriz Natalia Cárcamo invita a los niños-espectadores presentes a integrarlos al desarrollo rítmico y vocal de la obra. Los dibujos que se proyectan en la pantalla pertenecen a Antie Irribarra, quien creó un cuento con sus propios diseños y el aporte, además, de algunos dibujos de Aldhana Barrientos, los que siguen la línea original del cuento. En síntesis, una inolvidable jornada de música contemporánea con la importante visita de la soprano Carolina Muñoz Coloma y la presencia del maestro Gustavo Barrientos Beltrán, que nos regaló el estreno de dos de sus óperas de cámara, resultando admirable la respuesta del público de niños y adultos. Felicitaciones a Fundación Educanto y al Hotel El Greco por esta magnífica temporada de conciertos que, sin duda, se convierte en escuela  de futuros amantes de la música que se escribe en nuestro siglo XXI.