Opinión

Carta al Director: Respuesta a Director (S) del Servicio de Salud del Reloncaví

El Heraldo Austral
Autor Portada: Archivo

Estimada Directora y lectores del Heraldo Austral, no puedo quedar indiferente ante la respuesta a nuestra publicación por parte del Director (S) del Servicio de Salud del Reloncaví, el Sr. Jorge Tagle. Primero lamentar su actuar ante una publicación que su único objetivo era informar a la comunidad sobre el trabajo que la Agrupación estaba haciendo independiente de no participar en la mesa de trabajo con el Servicio de Salud, por esta predisposición negativa de su Director para con nuestra Agrupación y en especial en alguno de sus miembros, demostrada en su respuesta fuera de contexto y donde pone en evidencia su animadversión con este grupo y su deficiencia para trabajar coordinadamente con la comunidad especialmente cuando existen diferencias de opinión respecto de un tema.

Dejar muy en claro que esta organización tiene una estructura que nos ha funcionado perfectamente desde el día que nos conformamos, esto es en el año 2012. En cada acto se le toma el parecer a todos los miembros del Directorio, es por ello que rechazamos categóricamente lo dicho por el Sr. Tagle en donde indica “por lo que lamento profundamente que por intereses personales del Sr. Alejandro Fuentes, esta importante agrupación se reste de las instancias de participación ciudadana.” No fue por intereses de nuestro secretario que el Directorio decidió restarse “por ahora” de la Mesa de Trabajo, sino por el contrario, se debió a que en reunión de Directorio el 10 de Agosto, informé a mis pares que yo no me mantendría en la mesa de trabajo por el actuar del Director (S) del Servicio de Salud, ante una seguidilla de actos sobre la “forma” impositiva y sin tacto, para relacionarse con nuestra Agrupación, tema que yo estaba evaluando hacía más de un mes y que se lo había comentado previamente a la encargada de participación ciudadana del Servicio. Es por ello que la mesa en su conjunto, evaluó la situación del grupo y en una decisión de mayoría (no exenta de dolor por la definición) se tomó determinación de bajarse de la mesa mientras se nombra un Director definitivo, con quien esperamos volver a tener un trabajo deferente y fructífero, como siempre debió haber sido.

Segundo, nunca hemos desmerecido el gran trabajo del Servicio de Salud ni nos hemos arrogado la exclusividad en la gestión en este tema, sin embargo, quizá el Sr. Tagle no sabe que fue esta organización quien literalmente dejó los pies en la calle por sensibilizar a la clase política de apoyar la construcción de este hospital  a través de un proyecto de acuerdo en el Senado gestionado en reunión con nuestro grupo y el Senador Bianchi, lo que llevó a una respuesta de la Presidenta Bachelet que no era posible financiar en ese momento, pero se asignaron M$ 80 para el estudio de prefactibilidad, que fue trabajado por el Servicio que el hoy dirige y  que fue mucho antes que el llegara a sentarse como Director (S) del SSDR. Es más, podemos decir que durante 4 años trabajamos de la mano del Servicio, manteniendo reuniones periódicas, retroalimentándonos de información y por qué no decirlo creando lazos de compañerismo, cosa que terminó abruptamente con la llegada del Sr. Tagle, quien lamentablemente tiene una visión distinta de lo que es la Participación Ciudadana.

Con respecto a Participación Ciudadana, el Sr. Tagle deja ver que aún no entiende la diferencia entre lo que él pueda hacer como Director (S) del Servicio y otra es la labor que deben desempeñar las organizaciones sociales, y que está mandatado por el Gobierno donde se habla de Participación Ciudadana con corresponsabilidad. ¿Qué es corresponsabilidad? “Por corresponsabilidad entendemos la relación de compromiso que se establece entre el Estado y la ciudadanía; es la convicción de que para avanzar en pos del mejoramiento de los servicios entregados por las reparticiones públicas es necesario el trabajo conjunto entre el Estado y los ciudadanos” (DIBAM). Es la ciudadanía, en este caso nosotros como sus representantes, los que debemos reunirnos también con las autoridades que nos parezcan importantes para nuestros objetivos para que estos conozcan “desde la otra vereda” el porqué de lo que se pide. Que no olvide el Sr. Tagle que la necesidad del hospital en Puerto Varas nació de la comunidad, de la gente y no del Estado.

Esta organización goza de una muy buena imagen ante la comunidad y autoridades, de modo que le solicitamos al Sr. Tagle no volver a mezclar sus problemas personales en perjuicio de un gran objetivo para la Comunidad, que en vez de separarnos nos debiese unir.

 

Foch Metayer Manosalva

Presidente (S) Agrupación Prohospital de Puerto Varas