Opinión

Carta Abierta al Alcalde de Puerto Varas, por José Francisco Troncoso Robles, Arquitecto

El Heraldo Austral

En relación al PRC de Puerto Varas, y en vista que se ha faltado a la verdad en forma reiterada, a usted y a la comunidad expongo:

  1. Las observaciones del PRC efectuadas por el Minvu, son de forma y fondo, e implica la revisión de varios estudios, que son insumos obligatorios, como por ejemplo Estudio de áreas de Riesgos, Factibilidad sanitaria, Patrimonio, etc, que implica un reestudio, revisión y nueva presentación de alguno de estos estudios,
  2. Lo anterior, implica, necesariamente, la participación ciudadana, sin la cual, de acuerdo a normativa vigente, el proceso es inválido, y no puede ser aprobado por el Minvu.
  3. Aun restan varios procesos de revisión, siendo el más complejo la presentación final ante Contraloría, el cual extiende los plazos por lo menos 12 meses
  4. Estos plazos de revisión y las falta administrativas de forma y fondo no son privativas de este Instrumento de Planificación Territorial. El desarrollo de cualquier PRC no es menor a 7 u 8 años, desde el inicio de proceso de licitación para el estudio, hasta su publicación en el Diario Oficial, con una media de 10 años, y con una alta tasa de rechazo, a nivel nacional, en el proceso final de validación ante la Contraloría.
  5. Las erráticas acciones populistas, como por ejemplo, congelar los permisos de edificación a destiempo y sin considerar los plazos, han sido disparos en el pie para el municipio, ya que aumenta el interés de inversiones por las zonas que se están liberando, aumentando el valor de tasación, y por ende, obliga a la retirada de los tradicionales habitantes de esta ciudad, esforzadas familias de clase media que no pueden sostener los altísimos valores de contribuciones, bienes y servicios de una ciudad que se viene transformando en una burbuja ABC1.
  6. El desconocimiento de la legislación y normativa es de un grado supino, a tal punto de suspender al Director de Obras que ha actuado en derecho, de acuerdo a la Ordenanza General y Ley de Urbanismo, es una muestra más de lo errado de la visión administativa.
  7. Lo anterior se ve reforzado por la desolación de una ciudad que ostenta escaso interés en la reposición de veredas, de recuperación de áreas verdes, de en resumen, mantener una ciudad limpia y ordenada.

Los planes reguladores son desarrollos administrativos y técnicos complejos, que tradicionalmente los llevaba el Minvu, pero por una forma de transparencia se decidió que fueran administrados por las Municlpalidades.

Varias instituciones han ofrecido su apoyo en el desarrollo del plan, como por ejemplo El Colegio de Arquitectos y la Cámara Chilena de la Construcción, pero en su soberbia le impide recibir su ayuda, arguyendo intereses mezquinos inmobiliarios.

Al contrario de su discurso, estas instituciones Colegiadas advierten perfectamente el desastre que significa para una ciudad no contar con una planificación adecuada, y por eso se encuentran preocupadas de que un desastre urbano mate a la gallina de los huevos de oro.

Dejaremos para otra oportunidad la discusión de la visión del PRC que asume a Puerto Varas como una ciudad estática en el tiempo, un Disneyland de cartón piedra, clasista en extremo, (que ha sido influenciada por un pequeño grupo de empresarios que entran en pánico cuando hablamos de AirBnB ) que relega a la clase media a consolidar los bolsones de precariedad que existen en la ciudad lacustre, que se siguen manteniendo pese a los numerosos gobiernos comunales que se llenan la boca con proyectos de utopía, pero no han conseguido desarrollar áreas verdes, áreas de expansión o equipamientos, siendo todos los proyectos de mejoramiento desarrollados con fondos sectoriales, es decir, Ministeriales o del Gobierno Regional.

Señor Alcalde, tenga claro que el PRC no será aprobado en su periodo, y lo expreso desde mi experiencia de más de 30 años como consultor en el ámbito de la infraestructura y de la planificación territorial, y desde mi trabajo como Ex Director de Obras, y solicito que invalide este proceso administrativo, ya que ostentará onerosos gastos administrativos y un precioso tiempo, que nuestra ciudad cóncava con vista al lago convexo, lago Llan-kun we, lugar de aguas escondidas, no se puede dar el lujo de perder, porque mas temprano que tarde, se transformará en el lugar de las aguas sin alma.

 

José Francisco Troncoso Robles
ARQUITECTO  U de Chile  ICA 5176