Local

Consejo para la Discapacidad de Llanquihue recibe Premio Henri Nestlé para construir un invernadero educativo

El Heraldo Austral El Heraldo Austral

Desde hace un tiempo en Llanquihue comenzó a visibilizarse el tema de la discapacidad. No es casual, sino el fruto de las acciones de un grupo de vecinos, que por su relación con el tema, ha impulsado diversas iniciativas. Se trata del Consejo Comunal para la Discapacidad que se formó en un Cesfam de la ciudad y hoy ya es una organización sólida y pujante. Hace poco más de un año inauguraron su sede, una casa abierta a toda la comunidad y donde las personas con capacidades diferentes encuentran apoyo, consejo y amigos. En esta casa también se dictan talleres especialmente adaptados para personas con discapacidades físicas, intelectuales o sensoriales. Ahí fue donde surgió la idea de construir un invernadero donde aprendieran técnicas de cultivo que luego pudieran replicar en sus casas para generar recursos. 

Con el fin de obtener fondos para financiar la idea del invernadero es que postularon al Fondo de Desarrollo Local Premio Henri Nestlé, que la empresa otorga a proyectos de organizaciones sin fines de lucro, que aporten a su comunidad y se realicen en las comunas donde Nestlé Chile tiene operativas sus fábricas. Estos proyectos deben estar alineados con los temas que Nestlé define como prioritarios en su enfoque de negocios llamado “Creación de Valor Compartido”, que busca crear valor para la empresa y la sociedad al mismo tiempo. Ellos están estrechamente vinculados al quehacer de la compañía: Nutrición, Desarrollo Rural, Agua y Medioambiente. “Para nosotros es muy reconfortante apoyar una iniciativa como esta que ha sido fundamental para visibilizar el tema de la discapacidad en Llanquihue, comuna que tan generosamente acoge nuestra fábrica de lácteos. Este proyecto además cumple otra función que es darle uso práctico a material de desecho de la comuna”, dice Patricio Ravanal, gerente de Fábrica Llanquihue de Nestlé.

El invernadero educativo se construirá principalmente con botellas plásticas. Las paredes exteriores se harán con botellas vacías para dejar pasar la luz. “Como las personas en silla de ruedas no pueden llegar al suelo fácilmente, haremos plataformas que permitan que los cultivos queden a mayor altura. Estas también las haremos con botellas plásticas, pero rellenas de otros materiales de desecho lo que nos permitirá liberar a la comuna de una gran cantidad de basura. Nos enfocaremos en las hierbas medicinales, que crecen bien con el clima del sur”, dice Catherine Peña, asesora municipal del Consejo.

Este fondo rescata el espíritu social y visionario del emprendedor Henri Nestlé, fundador de la compañía, quien en 1867 creó la primera fórmula de cereal lacteado para ayudar a paliar la desnutrición infantil que asechaba a Europa en esos años.