Local

Comité Acción Comunal de Puerto Varas rechaza proyecto “Central Hidroeléctrica de Pasada El Gato”

El Heraldo Austral

“Este proyecto va en dirección contraria a los esfuerzos que la región viene dando hace años en la puesta en valor del Río como recurso turístico de contemplación de la naturaleza y de su biodiversidad….”

El Comité de Acción Comunal de Puerto Varas (CAC) -formado por ciudadanos de esta comuna lacustre- , hizo llegar a El Heraldo Austral un comunicado donde expresan su rechazo al proyecto de Central Hidroeléctrica de Pasada El Gato, señalando: “Con mucha preocupación recibimos la noticia que el pasado 28 de enero la empresa El Gato Hydro Chile presentó nuevamente y por cuarta vez, el proyecto Central Hidroeléctrica de Pasada “El Gato”. Este proyecto ha tenido en sus presentaciones anteriores un amplio rechazo de la comunidad al intervenir uno de los cursos de agua más prístinos e importantes de nuestro país. El Rio Maullín es considerado uno de los hábitat fluviales más biodiversos de Chile”.

“Este proyecto pretende generar 6 MW que irán al Sistema Interconectado Central a través de una línea de transmisión de 10, 9 kilómetros utilizando un caudal de 100m3/s del Rio Maullín además de contemplar obras como el desvío del rio a través de una Bocatoma de 5,2 km dejando en este tramo un caudal de 20-35 m3/s generando un impacto ambiental irreversible en el ecosistema fluvial de una cuenca que el Ministerio del Medio Ambiente declaró “Sitio Prioritario para la Conservación”.”. 

“El proyecto “El Gato” contempla además la construcción de obras como la bocatoma, puente sobre la bocatoma, barrera, canal de aducción, cámara de carga, casa de máquinas, canal de descarga, canal de restitución, línea de transmisión eléctrica, camino de servicio paralelo al canal de aducción, obra de paso para peces”.

El río Maullín es un corredor biológico que une la parte alta de la cuenca, cordillera-lago Llanquihue con el mar, mediante un ecosistema único en el que destacan el bosque nativo sumergido en el que se pierde el río. Esta sucesión de ambientes en su conjunto le dan una dinámica muy particular al río que sería interrumpida en la parte central de la cuenca, por la bocatoma y el canal de aducción en un tramo de 5,2 Km, fragmentando e impactando irreparablemente la dinámica de sedimentos en el río, el flujo de nutrientes y en consecuencia la flora y fauna, en la parte alta de la cuenca, la parte media y la parte baja. De esta forma se pondrán en grave riesgo los innumerables servicios ecosistémicos que brinda el río a lo largo de toda la cuenca.

“Además de su gran valor como sitio prioritario de conservación el rio es además fuente laboral para comunidades de pescadores, algueros y emprendedores turísticos en las cinco comunas de la región que comparten su cuenca: Llanquihue, Puerto Varas, Puerto Montt, Los Muermos, Maullín. También destaca el uso de su ribera como fuente de obtención de hierbas medicinales utilizadas por la Mesa de Salud Intercultural de Nueva Braunau en su atención a público, en el consultorio de la misma localidad, y su uso por parte de agrupaciones y comunidades indígenas del mismo sector para ceremonias y recreación. Este último punto hace además necesaria una consulta a las comunidades indígenas acto que no ha sido contemplado dentro de la presentación de antecedentes para este proyecto”.

“Este proyecto va en dirección contraria a los esfuerzos que la región viene dando hace años en la puesta en valor del río como recurso turístico de contemplación de la naturaleza y de su biodiversidad a través de distintas políticas de fomento llevadas adelante por estamentos públicos como Corfo, Sernatur, Sercotec, Ministerio de Medio Ambiente y Municipalidades, ONG que trabajan en el territorio como Legado Chile y Conservación Marina y empresas privadas y comunidades locales que diseñan, comercializan y operan actividades de turismo de intereses especiales con bajo impacto en la cuenca del Maullín. Esfuerzos que se ven reflejados en la solicitud de creación del Santuario de la Naturaleza del Río Maullín como figura de protección de la cuenca, ingresada el mes pasado”.

“El Comité Ambiental Comunal de Puerto Varas, organización comunitaria y parte del proceso SCAM – Servicio de Calificación Ambiental Municipal- que lleva adelante la Municipalidad de Puerto Varas, manifiesta su total y completo rechazo a este proyecto porque amenaza de manera irreparable la cuenca del Río Maullín, su biodiversidad y sus comunidades. Este proyecto además no está alineado a las políticas de fomento productivo que se llevan adelante en la zona y explicitadas en el plan de desarrollo regional que subraya la vocación turística de nuestra región con especial énfasis en el turismo de naturaleza.  Por último, el proyecto demás de ser un proyecto que amenaza de manera irreparable la cuenca del Río Maullín, su biodiversidad y sus comunidades”.

El CAC Puerto Varas está compuesto, entre otros ciudadanos por: Raffaele Di Biase Cuomo, María José Solari  Ramírez, Joaquín Aguirre Araya, Isabel Wolff  Benavides, Paola Ducci Muñoz         y Santiago Rojas Alessandri.