Local

Capitanía de Puerto y Municipalidad de Puerto Varas decidieron no habilitar playa de puerto chico ante el inminente riesgo sanitario para la población

El Heraldo Austral El Heraldo Austral

Pese a que los indicadores mostraban que la playa puertovarina estaba apta para el baño, la situación cambió ante la última descarga de aguas servidas del aliviadero de tormenta de la sanitaria ESSAL

En el contexto que se ha desarrollado en torno al lago Llanquihue durante el último año por la contaminación a la que se ha visto expuesto el principal cuerpo de agua dulce de la comuna de Puerto Varas, tanto la Capitanía de Puerto liderada por el Capitán de la Armada, Cristhian González y el Alcalde Ramón Bahamonde, tomaron la drástica medida de no habilitar la playa de puerto chico ante el inminente riesgo sanitario que representa para los habitantes de Puerto Varas.

Esta decisión fue tomada por la Armada, organismo que resguarda los cuerpos de aguas, en base a los antecendentes emanados desde la autoridad sanitaria, razón por la cual accedió de forma expedita a la solicitud del municipio en cuanto a aceptar la habilitación de Playa Venado, ubicada en la Ruta 225 CH, lugar en el cual se emplaza el camping municipal.

Cabe recordar que el sector costero entre la plaza de Los Héroes y la puntilla jamás ha estado habilitado para el baño, siendo ese sector el que presenta mayor grado de contaminación con coliformes fecales.  No obstante, en cuanto a los análisis presentados en la playa de puerto chico, estos arrojaban índices que la daban por apta para el baño. Sin embargo, durante el mes de diciembre de 2017 se presentó una activación del aliviadero de tormenta de ese sector. A su vez, durante la presente semana nuevamente se activó el aliviadero de tormenta de puerto chico, por lo cual, se tomó la drástica decisión de no habilitar esa playa, esto ante la periodicidad con que se realizan los muestreos, es decir, cada quince días. Por lo anterior, la decisión dice relación con que entre cada muestreo a las aguas del lago Llanquihue puede darse la situación que se active el aliviadero de tormenta de puerto chico, poniendo en riesgo la salud de la población local y de quienes visitan la ciudad.

Respecto a la decisión adoptada, el Capitán de Puerto de la Capitanía de Puerto Varas, Cristhian González, señaló “como autoridad marítima y en base a los antecedentes que nos había proporcionado la autoridad sanitaria y en coordinación con la Municipalidad de Puerto Varas, hemos determinado no habilitar la playa de puerto chico, playa que se encuentra en concesión por la Municipalidad con el objeto de resguardar la salud de todas las personas que concurren a estos sectores. En ese sentido, ya se han hecho las coordinaciones, la Municipalidad está haciendo las gestiones para habilitar otro sector de baño como actividad recreativa y ahí instalar la señalética que indique y mantenga informada a la población”.

Por su parte, respecto a las activaciones del aliviadero de tormenta ubicado en el sector de la costanera de puerto chico, el capitán de puerto, Cristhian  González, indicó “durante este mes se han realizado dos descargas, en el cual va a depender de la empresa ESSAL en cuanto a la cantidad de lluvia que se produzca. En base a eso, el Servicio de Salud está realizando un monitoreo en forma quincenal en donde nosotros habíamos solicitado que acortara ese periodo. Sin embargo, la lluvia y la intensidad son un parámetro que no es fácil de definir, por ende, la contaminación que puede haber va a depender mucho de la capacidad que tenga ESSAL por las descargar y el tiempo que se diluye, antecedentes con los que no contamos en este momento”.

Finalmente, en cuanto a parámetros y mediciones que se han realizado al Lago Llanquihue y la decisión tomada ante los eventuales riesgos sanitarios para la población, la encargada del Departamento de Medio Ambiente, Karina Morales, señaló “respecto a la no habilitación de las playas eso obedece a la norma que regula hoy en día en los parámetros que debe cumplir el agua para uso recreacional con o sin contacto, específicamente la norma chilena 1333 donde se establecen criterios físicos, químicos y bacteriológicos, de los cuales recientemente la autoridad sanitaria tomó los monitoreos, realizado el 16 de noviembre y el reciente del 12 de diciembre, ambos de 2017. La situación fue que en la inicial salían muy elevados los valores en coliformes fecales (16 mil), muy sobre la norma … que establece que el límite máximo permitido es 1 mil . El monitoreo del 12 de diciembre arrojaba que estaba bajo, se tomaron varios puntos de la playa de puerto chico que es la playa que a nosotros nos interesa para habilitar, apta para el baño y los valores fluctuaban entre 35 a 170 en términos de unidades de coliformes fecales. Bajo ese escenario obviamente se podía habilitar ya que los análisis de la autoridad sanitaria lo sugerían, pero recientemente se han activado los aliviaderos de tormenta en dos oportunidades, por lo cual a nosotros de verdad nos genera una preocupación y alarma en términos de exponer a la población a posibles infecciones producto de lo que son las aguas servidas”.