Local

Proyecta Puerto Varas: “Hacemos un llamado al sector privado a sumarse a los sueños de la comuna”

El Heraldo Austral

“La ciudad necesita la colaboración de todos sus actores para sacar adelante la actualización del Plan Regulador Comunal (PRC), para alcanzar esta meta los ciudadanos, instituciones públicas, empresa privada y organizaciones, debemos auto imponernos límites, obligaciones recíprocas y actuar de buena fe, aunque esto signifique postergar ganancias en pos del bien común”.

 

Desde Proyecta Puerto Varas emitieron un comunicado invitando al sector privado a unirse al sueño de los habitantes de esta comuna de tener espacios y edificaciones a escala humana, que permitan vivir en una ciudad a escala humana.

 

“Las condiciones permisivas del plan vigente, del año 1990, mantiene proyectos inmobiliarios aprobados de gran altura que aún no inician construcción. Mientras que la comunidad en la nueva propuesta de PRC manifestó que su vocación es mantener una menor altura en el centro urbano ¿Por qué esperar a que cambie la regulación si todos podemos colaborar para hacer de Puerto Varas la ciudad que soñamos?”

 

“Los problemas de la ciudad están a la vista, no hace falta seguir profundizando en ello, pero sí analizar por qué urge que se actualice el PRC de Puerto Varas y reflexionar sobre cómo podemos colaborar para proyectar la ciudad turística somos”.

 

“El plan que aún está en proceso de aprobación propone alturas más bajas que las actuales. Por ejemplo, las áreas del borde del lago y del centro tendrían una altura máxima de 10.5 metros (5 pisos) con el nuevo PRC, versus los 15 y 21 metros edificados gracias al plan vigente, con edificaciones que alcanzan hasta los 7 y 9 pisos de altura, dejando murallas que ensombrecen todo a su alrededor, obligando a los vecinos a abandonar sus casas de toda la vida.

Si todos colaboramos y respetamos a nuestros vecinos, no sería necesaria tanta regulación y Puerto Varas no estaría bajo amenaza. Hacemos un llamado al sector privado a sumarse a los sueños de la comuna y proponer proyectos que sean un aporte para la ciudad, sin edificaciones que deterioren la calidad de vida de los vecinos y visitantes, para evitar que disminuya aún más nuestra calidad de vida de ciudad turística”.