Señor Director:

Desde hace tiempo se viene señalando que el turismo en Chile es la industria del futuro; el auge de este sector y las cifras confirman que es una actividad del presente con grandes proyecciones hacia adelante.

Para que el turismo continúe siendo un factor importante en el desarrollo del país, debemos cuidar nuestros destinos y atractivos turísticos, lo que se logra configurando una industria sustentable; de lo contrario, todos los objetivos alcanzados hasta acá se podrían desvanecer.

La información que se ha conocido respecto al vertimiento de aguas servidas en los lagos Panguipulli y Llanquihue representa precisamente un perjuicio para el turismo, al contaminarse dos zonas lacustres que son importantes atractivos de las regiones de Chile en que están ubicados.

Si no somos capaces de comprender a cabalidad la relevancia que tiene en la actualidad preservar nuestros principales recursos naturales libres de contaminación, estaremos dilapidando un capital que representa un gran activo no solo para la industria turística, sino que para todo el país.

Y en esta tarea deben estar comprometidos tanto el sector público como privado, siendo fundamental que se actúe con responsabilidad en el desarrollo de las actividades que cada cual realiza. En este caso puntual, actúa bien la autoridad al disponer de investigaciones para establecer lo ocurrido, con el fin de lograr que estas situaciones no se vuelvan a repetir.

Andrea Wolleter
Vicepresidenta Ejecutiva de FEDETUR

 

Comenta en Facebook