A pocos meses de completar cuatro años del Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, los avances en derechos y logros sociales son evidentes, y eso sin duda se refleja en la Región de Los Lagos. Esta realidad ha contribuido claramente en acortar la brecha de desigualdad en los territorios, en las familias y en su capacidad de salir adelante pese a las dificultades propias del sur de nuestro país, especialmente en aquellos lugares de difícil acceso.

En materia de educación, sin duda el sello de este Gobierno, se han entregado sólo en la puesta en marcha de la gratuidad a más de 11 mil estudiantes, el beneficio de ingresar a la educación superior. Estudiantes que desde Palena a San Pablo consiguieron hacer suyo el derecho de tener un mejor futuro, sin exclusión, ni por su condición social o económica, sino que más bien iniciando con optimismo una nueva etapa de instrucción técnica y profesional. Es decir, la educación como derecho social intransable, no un bien de consumo.

Otra de las acciones de la reforma educacional se inició en Los Lagos el lunes pasado con el inicio al Nuevo Sistema de Admisión Escolar que es uno de los pilares de la Ley de Inclusión y que busca terminar con la selección y la discriminación arbitraria en los procesos de admisión de todos los establecimientos que reciben subvención del Estado. Al eliminarse la selección, las y los apoderados ya pueden elegir con libertad el establecimiento educacional al que quieren postular a sus hijos, ya que dichos colegios no podrán exigir antecedentes de ningún tipo a las familias, ni tampoco realizar pruebas académicas o entrevistas personales a los postulantes.

Dentro de las acciones que el ejecutivo ha impulsado en materia de protección a la infancia, quiero destacar que esta semana se realizaron diferentes actividades que celebran una década del programa Chile Crece Contigo, iniciativa que nació en el primer Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet y que en la región ha beneficiado a más de 64 mil familias, a través de acciones significativas como la entrega de nuevos ajuares, la implementación y equipamiento de las actuales salas de estimulación y la habilitación de espacios públicos para la infancia, entre otras prestaciones.

NO puedo dejar de mencionar además el gran salto en infraestructura y cobertura en atención de los niños y niñas que asisten a los más de 65 nuevos jardines infantiles de la Junji y Fundación Integra, los cuales hemos inaugurado en el último tiempo. Una gestión que como Gobierno ha beneficiado a más de 2.500 niñas y niños nuevos incorporados al sistema.

Por todas estas razones resulta imprescindible seguir avanzando en derechos sociales y en fortalecer el proceso de reformas que ha impulsado este Gobierno, para lograr equidad. Por eso no da lo mismo quien gobierne, ya que estamos convencidos que no hay vuelta atrás en los beneficios obtenidos por la ciudadanía. Por eso esperamos que la persona que sea elegida para conducir al país mantenga y profundice las reformas implementadas por nuestra Presidenta Michelle Bachelet.

Comenta en Facebook